OPINIÓN

El Papa y la Iglesia hoy

Escrito por  |  Domingo, 19 Julio 2015 00:00  |  Publicado en OPINIÓN

Durante los últimos meses, el Papa Francisco, con aire renovador, ha querido recordarnos a través de algunos medios, la importancia de algunos temas que en la Iglesia parecían estar olvidados.

Hagamos creíble el evangelio

Escrito por  |  Miércoles, 24 Junio 2015 00:00  |  Publicado en OPINIÓN

Durante los días pasados en la ciudad de Roma junto al Papa, se llevó acabo el tercer retiro mundial de sacerdotes, al que asistieron obispos, presbíteros y diáconos de todos los rincones del mundo. El retiro organizado por el movimiento carismático católico, previó dos encuentros con el Santo Padre Francisco, el 12 y el 13 de junio. El primer día fue un encuentro masivo en la catedral de san Juan de Letrán y el segundo día una misa concelebrada con todos los sacerdotes asistentes. En el encuentro del día 12, llamó la atención, como ya es costumbre del Papa actual, hacer referencia al modo de ser sacerdote en el mundo de hoy, muchas veces tan despegado de los ideales cristianos y de los valores evangélicos.

En una serie de preguntas que permitió el Papa Francisco a cinco sacerdotes, representantes de los cinco continentes, la pregunta del representante latinoamericano, fue la que más tuvo repercusión en el mundo clerical y en el mundo de los medios de comunicación. La pregunta fue: “vivimos en una sociedad muy diversa, caracterizada por ricos seguros de sí y pobres con poca esperanza. Ante esta realidad ¿Cuál debe ser nuestra actitud como pastores?”.

Como si fuera su tema favorito a la hora de responder, el Papa dijo: "la injusticia social en América latina como en el resto del mundo es un problema estructurado que afecta mayoritariamente a los países del sur"; siendo así, "el sacerdote, en América latina y en el mundo debe estar junto a los que más sufren", y agregó: "Cristo 'no se prendió' a ninguno de los cuatro partidos políticos de su época (los fariseos, los saduceos, los esenios o los zelotes), sino que optó por predicar las bienaventuranzas. "Por eso -dijo Francisco- los sacerdotes de hoy deben predicar el evangelio, estar con los pobres, anunciar la buena nueva, ofrecer paz a las almas, caminar con el pueblo y ofrecer 'un servicio gratuito'”.

Este discurso y esta manera de hablar del Papa Francisco, evidentemente pone en "jaque" a muchos de nuestros sacerdotes, obviamente no a todos, ni si quiera a la mayoría, pero sí a un buen número, y ante tal realidad, nos cuestionamos: ¿Estos sacerdotes escuchan al Papa? ¿Lo obedecen? ¿Son fieles a sus enseñanzas? ¿Le siguen como pastor?

Porque quizá, un ingrediente que le está haciendo falta a la Iglesia y a la efectiva evangelización es la conversión de aquellos, ministros y fieles que se resisten a caminar con los más débiles y frágiles, con los más pobres y desprotegidos, con aquellos a quienes vemos de lejos porque nos causan desconfianza. A esos, Cristo los acogió, les tuvo misericordia, incluso los invitó a ser parte del grupo de los Doce. Valdría la pena preguntarnos: ¿nosotros que hacemos con esos a quienes Cristo tuvo como favoritos?

Elecciones y conciencia

Escrito por  |  Miércoles, 24 Junio 2015 00:00  |  Publicado en OPINIÓN

Cuando aún los ecos del proceso electoral no se apagan, es preciso darle la vuelta a esa página y concentrarse en asuntos de mayor importancia. Los obispos de México han señalado tres temas prioritarios en nuestra sociedad: el combate a la corrupción; restaurar la confianza para avanzar y construir un México que necesitamos.

Más allá de lo que se deriva de cada tema, el Obispo de Nezahualcóyotl, Héctor Luis Morales Sánchez, tocó un tema crucial, “tomar conciencia”. Conciencia de la situación actual y “asumir responsablemente nuestro compromiso social, que emerge de la vivencia profunda y alegre de la fe en Jesús Salvador y Liberador, recordando que la misión de la Iglesia es orientar la vida del hombre hacia la verdad y el amor”.

Después de que se han señalado algunos triunfadores de las elecciones, un documento que circula en las parroquias de la diócesis, emitido por el Obispo Morales Sánchez, señala que “hay que decir que por mucho que critiquemos a los políticos, si no queremos que el mundo sea un caos, debemos reconocer que alguien tiene que gobernar”.

De este documento surge una demanda por demás sentida en toda la sociedad: “es necesario que haya quien haga las leyes y exija que se cumplan”. Eso es aceptado, pero también lo es que los gobernantes elegidos no pueden “hacer lo que les venga en gana, sino más bien orientar sus acciones hacia el bien común”.

Además, derivado del debate electoral y poselectoral, desde el punto de vista católico, “no es la elaboración de más leyes lo que nos hace más felices o más humanos, o alcanzar un comportamiento más racional, sino los principios, las propias convicciones, nuestros  valores y virtudes; la fidelidad a la propia conciencia, el seguir los buenos consejos de nuestros padres, el vivir con alegría los mandamientos de la ley de Dios”, ha dicho Monseñor Morales Sánchez.

En todos estos casos, la elevación de la toma de conciencia tanto espiritual, como material, es una responsabilidad de la jerarquía católica y de laicos, pues a final de cuentas son un ejemplo entre la comunidad. Aunque el ejemplo a seguir es Cristo, Salvador.


Página 13 de 14