×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 51

@JOVEN

Valora este artículo
(0 votos)

Las nuevas tecnologías de la información (TIC) han revolucionado el estilo de vida de los adultos, pero sin duda el cambio más espectacular se ha producido en los menores, que ya han nacido con estas nuevas tecnologías. Su forma de vivir la infancia y la adolescencia se ha modificado, al menos en relación con la que hemos vivido los que ahora somos adultos. Observar en los menores una dedicación de tiempo y comportamientos muy diferentes a los que hemos tenido nosotros sin duda nos sorprende. No se entiende que se pasen horas ante una pantalla de televisión, un ordenador o un teléfono móvil. Cuesta comprender que, en lugar de estar jugando con los amigos en la calle, se encierren en casa a hablar con ellos a través del Messenger o del móvil o se conecten a las redes sociales virtuales.

Las nuevas tecnologías están abriendo brechas digitales en nuestra sociedad, en especial entre adultos y adolescentes.

La tecnología desarrollada para facilitarnos la vida también puede complicárnosla. Los comportamientos como la obsesión por adquirir la última novedad tecnológica, el sustituir los contactos personales por la comunicación virtual o la necesidad de estar conectado a Internet de forma permanente, han creado gran alarma social, en parte agravada por la falta de criterios de referencia sobre lo que es normal y lo que no. Por ello es importante delimitar el espacio de lo necesario frente a lo adictivo tratando en su mayoría de evitar que se caiga en un círculo vicioso que fomente la mera comunicación virtual, ignorando incluso la presencial y que, además, se base en la competencia de ir a la vanguardia excesiva de la tecnología.

En esta evolución tecnológica la Iglesia juega un papel crucial, ya que, por un lado, debe incluirse y servirse de los medios de comunicación digitales y virtuales que se manejan en la era tecnológica y, por otro, debe seguir fomentando las relaciones interpersonales de una manera más humana, cercana y personal, que permita el estrechamiento de los vínculos fraternos, teniendo el cuidado de no estigmatizar el uso de las redes y medios sociales, sino esclareciendo que representan un medio del cual se debe hacer uso, pero nunca será un fin.

Martes, 29 Septiembre 2015 00:00

Día Diocesano de la Juventud Católica

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Texcoco, México, 08 de agosto 2015. En las instalaciones de la Catedral de Texcoco se dieron cita integrantes de la Pastoral Universitaria, Pastoral Juvenil y Pastoral de Adolescentes de la Diócesis de Texcoco para celebrar el Día Diocesano de la Juventud Católica, bajo el lema “Jóvenes callejeros de la fe y el encuentro”.

Desde muy temprana hora acudieron al llamado alrededor de doscientos cincuenta jóvenes y adolescentes de las diferentes vicarías episcopales, quienes animados y de acuerdo a su preferencia se integraron a los talleres de: espiritualidad, música, juegos y dinámicas, danza, teatro y artes que les ofreció este encuentro. Después de unas horas de trabajo e integración, los asistentes se reunieron en la explanada de la Catedral para presentar el trabajo que habían logrado, a este plenario se unió Mons. Juan Manuel Mancilla Sánchez, Obispo de Texcoco.

Estas actividades que realizaron los jóvenes en los distintos talleres como dibujos, breves representaciones teatrales, coreografías, cantos, bailes, etc. reflejan cómo haciendo uso de todos los sentidos y de movimientos corporales se puede evangelizar y alabar a Dios.

El padre Edmundo Márquez, coordinador de la Pastoral Universitaria, agradeció a los jóvenes su presencia y los invitó a llevar a más jóvenes estos mensajes, a salir a las calles al encuentro de los que lo necesitan, y que a través de los grupos juveniles la gente vea a Cristo.

Para concluir el encuentro, a las 13:00 horas el Obispo Juan Manuel presidio la celebración Eucarística con los jóvenes a los cuales exhortó a tomar las calles sin temor, y transmitir lo aprendido con la finalidad de que todos se sientan acogidos por la Iglesia, y con ello se puedan generar vocaciones sacerdotales y religiosas: “Ustedes tienen esa sonrisa, y háganla en nombre de Cristo queridos jóvenes. Ustedes tienen esas manos limpias, tienen ese corazón limpio. ¡Compártanlo! No tengan miedo de proclamar la luz bondadosa, el poder infinito y salvífico de Dios… Dios quitará toda mancha, Dios nos sacará de todo complejo, de tantas vergüenzas, de tantos remordimientos que están abrumando al mundo con esa luz preciosa que se llama Jesucristo. Jesucristo es el salvador esplendido, al que ustedes aman, por el que ustedes se han congregado, por el que ustedes se han entusiasmado. Jesucristo es el que llena de luz todas las áreas y rincones de la vida, del corazón humano. Pongámonos a sus pies, hagámonos sus amigos y no nos apartemos de sus plazas, de sus calles, de sus amigos sobre todo: los enfermos”.

Cabe señalar que en la celebración estuvieron presentes los sacerdotes: Antonio Ramírez Peña, Edmundo Márquez, asesor diocesano de la pastoral universitaria; Crisóforo Domínguez, vicario episcopal de San Antonio; Salustio Santamaría, rector del Seminario Mayor de Texcoco, Antelmo Varela, Iván García y el seminario diocesano.

Te invitamos a estar atento, el 18 de octubre de 2015, se realizará el 5to. Encuentro Diocesano de la Pastoral de Adolescentes. Prepárate y participa con tu grupo parroquial.

Lunes, 14 Septiembre 2015 00:00

Inspirando la Nueva Evangelización en las Universidades

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Por: Pbro. Edmundo Márquez Romero, asesor diocesano de Pastoral Universitaria de la Diócesis de Texcoco

Los días 24 al 26 de julio, se llevó a cabo el VIII Encuentro Nacional de Pastoral Juvenil Universitaria, en la ciudad de Puebla, con el tema: Inspirando La Nueva Evangelización. El objetivo de este encuentro fue “Impulsar a los agentes de Pastoral Juvenil Universitaria dando a conocer el ser y quehacer de la misma, mediante el testimonio de experiencias significativas a la luz de la Nueva Evangelización, para fortalecer los propios procesos de cada Diócesis que den respuesta eficaz ante los retos y desafíos de la actualidad”.

Página 8 de 9