Jueves, 08 Junio 2017 00:00

Novios: Mirar juntos a la misma dirección

Escrito por  CODIPACS Valle de Chalco
Valora este artículo
(0 votos)

El “felices para siempre” o el fracaso matrimonial comienza en el noviazgo y consiste en la ordenación al futuro desde el noviazgo.

Es una de las etapas más bonitas y disfrutables de la vida del ser humano. Es una relación entre un hombre y una mujer, la cual brinda la oportunidad de conocerse más afondo para decidir en un determinado momento pasar a la siguiente fase que es el matrimonio.

En el noviazgo se pasa de la mera simpatía o del simple "gustarse" a una nueva relación de mayor conocimiento y que a su vez debe estar inspirada por el espíritu de entrega, de comprensión, de respeto, de delicadeza.

Existe muchos tipos de noviazgo, algunos jóvenes lo viven como juego, o el típico “a ver qué pasa” y otros en cambio más cercanos consientes del fututo. Muchos adolescentes confunden sentimientos de amistad y amor, queman etapas sin saborear bien lo que es una auténtica amistad y no dan tiempo para que ésta dé frutos. Piensan que porque se entienden bien con su nueva amistad inmediatamente tienen que ser novios.

Es por ello que se debe escuchar la voluntad de Dios y tomar las cosas con calma dando tiempo a cada etapa de nuestras vidas, durante la adolescencia no puede hablarse propiamente de noviazgo al no existir las bases maduraciones para el establecimiento de una relación de pareja formal y de compromiso, tal como se entiende en el caso de los adultos.

Esta relación puede traer múltiples beneficios para la pareja; ayuda a relacionarse con los demás, ayuda a conocerse recíprocamente en cuanto a carácter, sentimientos, gustos, aficiones, ideales de vida, religiosidad.

Permite la formación de la voluntad, combate el egoísmo, fomenta la generosidad, confianza, honestidad, el respeto; estimula la reflexión y el sentido de responsabilidad. El noviazgo provee la manera de encontrar una pareja apropiada.

El noviazgo te permite que te tomes el tiempo necesario para decidir cuando quieres llevar esa relación a algo más estable y definitivo.

El noviazgo debe ser una relación seria, no un simple juego amoroso. En un verdadero noviazgo existe de parte de ambos novios una apertura al matrimonio, al menos como posibilidad. Si esa posibilidad se excluye o ni siquiera se toma en cuenta, no hay noviazgo. Tampoco son novios dos adolescentes que salen juntos sólo para divertirse y no tienen ninguna voluntad de explorar siquiera la posibilidad de construir una relación duradera.

Dicho de otra manera, el noviazgo es un estado preliminar al matrimonio en el que debe darse cierta familiaridad y conversación continuada entre un hombre y una mujer a fin de prepararse al futuro matrimonio.

Visto 206 veces Modificado por última vez en Jueves, 08 Junio 2017 22:32

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.