Jueves, 18 Agosto 2016 00:00

Jóvenes peregrinos a la JMJ Cracovia 2016

Escrito por  Sofía L. Godínez
Valora este artículo
(0 votos)

Texcoco, Méx. 17 de julio 2016. En la Santa Iglesia Catedral de Texcoco se llevó a cabo la misa de envío de la delegación juvenil que representará a la Diócesis de Texcoco en la XXXI edición de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), que se realizará en Cracovia del 26 al 31 de julio de 2016.

La JMJ es un encuentro internacional organizado por la Iglesia Católica, que convoca a los jóvenes de todo el mundo con el Papa cada dos o tres años. Es la peregrinación de los jóvenes a una celebración de encuentro y solidaridad, para la cual se elige una ciudad sede.

El objetivo principal es proseguir con el interés primordial del papa Juan Pablo II: “La Nueva Evangelización”, que también está destinada a los jóvenes. En la edición del año 2013 que se celebró en la ciudad de Río de Janeiro, Brasil, que presidió el papa Francisco, anunció que nombraría a Juan Pablo II como el santo patrón de la JMJ, de las que fue iniciador y promotor.

Cuatro jóvenes de nuestra diócesis: María Teresa, Martín, Ricardo, el hermano Joan de la Comunidad de Emaús y Sor Gabriela de la comunidad de Amigas de Jesús, fueron encomendados a Dios en la Eucaristía celebrada por Mons. Juan Manuel Mancilla con estas palabras: “Están por salir los jóvenes que van a representarnos con el Santo Padre en el Encuentro Mundial de la Juventud, quiero pedir por el éxito de su presencia, de su experiencia de encuentro con el Santo Padre y con miles de jóvenes de todo el mundo. Jóvenes, les saludo con mucho afecto... saluden a todos los que encuentren en nombre de nuestra Diócesis de Texcoco”.

“Durante estas jornadas los jóvenes tienen la posibilidad de descubrir el joven y actual misterio de la Iglesia a través de la experiencia comunitaria en la peregrinación, la oración y la celebración de la Eucaristía son una experiencia tanto para el espíritu como para la vida en comunidad.

La Iglesia tiene mucho para transmitir a los jóvenes, así como los jóvenes tienen mucho para transmitir a la Iglesia. Este diálogo debe ser franco, claro y valiente. El mismo incentivará al encuentro y al intercambio entre las generaciones y será para la Iglesia y la sociedad una fuente de riqueza y juventud” (Papa Juan Pablo II).

Visto 670 veces Modificado por última vez en Jueves, 18 Agosto 2016 23:17

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.