Miércoles, 25 Julio 2018 00:00

Un camino juvenil hacia el sínodo

Escrito por  Lesly Romo Mexicano, Pastoral Juvenil, Diócesis Valle de Chalco
Valora este artículo
(0 votos)

<<Nadie tiene mayor amor que el que da su vida por sus amigos>> (Jn 15, 16) Es sin duda la máxima muestra de amor y amistad que Cristo ha tenido con toda la humanidad,, en la que y a través de su ejemplo nos invita a entregar nuestra vida dándola por "aquel que nos amó primero" .

¿Es posible que nosotros siendo jóvenes podamos ser santos? Y ¿Cómo lograr a serlo?, éestas y otras más preguntas se escuchan frecuentemente, ya es que en realidad los jóvenes de ahora vivimos nuestra juventud desde las actividades que realizamos a diario; hasta el ritmo en ella que el mundo nos obliga a movernos es de forma muy diferente que quizáss hace 20 años y de muchas maneras nos hace desviarnos del objetivo deal tener una vida santa, pero sin duda la llamada que Dios nos hace a la santidad es la misma hoy, mañana y siempre a pesar de los obstáculos que nos ciegan a menudo.

Hace poco tiempo,no muc ho en internet se me cruzóo un artículo en Internet que llamóo mucho mi atención, comenzando por el título "¡Santas amistades! santos que también fueron amigos", el cual me hizo recordar las preguntas que al inicio de este texto les compartí; r, reflexionando la vida y el amor que aquellas personas santas vivieron, reafirmé lo mucho que Dios nos ama a cada uno de nosotros, pues no solo nos demuestra a diario que Él es nuestro mejor amigo, si no que nos regala, a lo largo de nuestra vida, personas que con sus virtudes, valores, alegría, servicio y amor se vuelven grandesnuestros compañeros y amigos en la fe, p. Porque al compartir un mismo amor por Cristo hace los lazos de amistad son más fuertes y nos inspiranque nos inspirarán a realizar nuestra misión en una enorme alegría y comunión y realizando como lo dice bien la famosa frase de Santa Teresita del niño Jesús "voy a pasar mi cielo haciendo el bien en la tierra".

Como jóvenes católicos nos llena de emoción al prepararnosestarnos preparando para el próximo Sínodo de los Oobispos con el tema “Los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional”, en el que podremos darnos cuenta que no sólo a nosotros nos interesa la santidad en esta etapa de la nuestras vidas; , ya que muestra de ello eses motivo para que tengamos dedicadose nos dedique un Sínodo y un año de la juventud el cual abarcará dede octubre 2017 a octubre 2018;, por esta razónllo los jóvenes queremos comenzar a entregar nuestras vidas motivandomotivándonos de joven a joven de joven a joven aa vivir este reggalo que Dios nos da en una actitud de amistad, respeto, tolerancia y coordialidad.

Para ello, iniciaremosSe está comenzando la preparación en las parroquias reflexionando con los jóvenes el primer documento preparatorio correspondiente al Sínodo, para poder aportar y compartir lasnuestras vivencias y puntos de vista dentro de nuestro servicio a través de se nos presenta en el mismo un cuestionario que juntos, como igleesia joven, estaremos contestando;, nos sentimos privilegiados deal saber que el Papa Francisco quiere escuchar la voz y el sentimiento de todos los jóvenes del mundo; sSin duda alguna, en esta etapa de preparación los jóvenes dentro de las parroquias dentro de las parroquias, nos sentimos más cercanos como amigos y compañeros, formándonos para dar testimonio de ser jóvenes testigos y discípulos con alegría, fe y vocación.

Visto 93 veces Modificado por última vez en Miércoles, 25 Julio 2018 23:36

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.