Jueves, 22 Marzo 2018 00:00

Jóvenes en el camino sinodal

Escrito por  CODIPACS Izcalli
Valora este artículo
(0 votos)

En el mes de enero de este año, el Santo Padre, el Papa Francisco, dio a la Iglesia universal un documento con el que invita a toda la Iglesia a preparar el siguiente Sínodo que tiene como centro a los jóvenes. El Sínodo es un una institución permanente que ya el Papa Pablo VI, instituyó después del Concilio Vaticano II con el deseo de que el espíritu de colegialidad entre los obispos se mantuviera vivo.

 La palabra sínodo, viene del griego “syn” que significa juntos, y “hodos” que significa camino, de manera que sínodo, significa, caminar juntos. Así, cuando el Papa convoca al Sínodo, convoca a los obispos y a toda la Iglesia a caminar juntos para tratar específicamente un tema que tenga relevancia en la Iglesia o en el mundo; el Sínodo es presidido por el Papa que escucha a los obispos, pero también, es el resultado de la consulta de todos los miembros de la Iglesia esparcidos por todo el mundo sobre el tema que se tratará.

El próximo Sínodo lleva como tema y al mismo tiempo como objetivo, “Los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional”. El tema de los jóvenes no es obra de la casualidad, sino que está en relación y en continuidad con el Sínodo anterior que trató sobre la familia, de manera que ahora, la Iglesia quiere reflexionar sobre los jóvenes para que reconozcan y acojan la llamada al amor y a la vida en plenitud, y también, pedir a los mismos jóvenes que ayuden a la Iglesia a identificar, las modalidades más eficaces de hoy para anunciar la Buena Noticia. El documento preparatorio propone una reflexión articulada en tres pasos: se comienza delineando brevemente, algunas dinámicas sociales y culturales, del mundo en el que los jóvenes crecen y toman sus decisiones para proponer una lectura de fe a esa realidad; posteriormente se abordan los pasos fundamentales del proceso de discernimiento que es el instrumento principal, que la Iglesia desea ofrecer a los jóvenes para que descubran a la luz de la fe, su propia vocación; por último se ponen de relieve los componentes fundamentales de una pastoral juvenil vocacional; por lo tanto no se trata de un documento completo, sino de una especie de mapa que pretende fomentar una investigación, cuyos fruto sólo estarán disponibles al termino del camino sinodal. Así, la Iglesia esta llamada desde el Sínodo a tres cosas concretas: mirar a los jóvenes, ofrecer medios de discernimiento y descubrir con ellos el camino de la vocación.

Este será un llamado para que todos, sintiéndonos Iglesia, caminemos como hermanos, en la oración, en la reflexión y en el acompañamiento del Sínodo y de los jóvenes.

Visto 241 veces Modificado por última vez en Jueves, 22 Marzo 2018 22:54

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.