LAICOS

Valora este artículo
(0 votos)

La Iglesia existe para evangelizar, esto es, para llevar la Buena Nueva a todos los ambientes de la humanidad y con su influjo, renovar y transformar desde dentro a la misma humanidad. La naturaleza humana cuando se abre al auxilio divino de la gracia y al auxilio humano de la educación, manifiesta con mayor claridad su ser imagen y semejanza de Dios; se hace tierra fértil en la cual Cristo crece. Así se configura la personalidad del catequista en todas las virtudes que lo hacen capaz de ser lo que Dios lo invita a ser.

Valora este artículo
(0 votos)

“La Diócesis, presidida por el Obispo, es el primer ámbito de la comunión y la misión. Ella debe impulsar y conducir una acción pastoral orgánica renovada y vigorosa, de manera que la variedad de carismas, ministerios, servicios y organizaciones se orienten en un mismo proyecto misionero para comunicar vida en el propio territorio. Este proyecto, que surge de un camino de variada participación, hace posible la pastoral orgánica, capaz de dar respuesta a los nuevos desafíos. Porque un proyecto sólo es eficiente si cada comunidad cristiana, cada parroquia, cada comunidad educativa, cada comunidad de vida consagrada, cada asociación o movimiento y cada pequeña comunidad se insertan activamente en la pastoral orgánica de cada diócesis. Cada uno está llamado a evangelizar de un modo armónico e integrado en el proyecto pastoral de la Diócesis”. (Aparecida 169)

Valora este artículo
(0 votos)

Con la intención de rescatar la esencia que guarda en sí el Santuario de la Santísima Virgen María y casa de San Juan Diego Cuautlatoatzin, como lugar de la Quinta Aparición de Nuestra Madre, María de Guadalupe, nuestro Obispo, Don Guillermo Ortiz Mondragón, ha convocado, en este sagrado lugar, a los Equipos Parroquiales de Animación Pastoral (EPAP).

Página 4 de 10