Lunes, 16 Mayo 2016 00:00

Que todos sean uno…

Escrito por  P. Gustavo S. - Diócesis de Cuautitlán
Valora este artículo
(0 votos)

“Si caminamos a través del mundo, si recorremos los bosques y acompañamos los ríos, si miramos los ganados con sus crías brincando tras las madres, si por la noche miramos al cielo y dejamos que sus estrellas atraviesen nuestra retina y todo esto llegue a nuestro interior, nos damos cuenta del fondo de todo, una armonía sin medida, autoconstructiva, autogenerativa de vida y más vida de comunión.”

Con estas palabras el Obispo Don Guillermo Ortiz Mondragón inicia la presentación de un cuadernillo de trabajo cuyo tema primordial es la profundización en la Espiritualidad de la Comunión. Dicho cuadernillo tiene como finalidad impulsar la pastoral diocesana en la metodología prospectiva en donde la Espiritualidad de la Comunión lleve a los laicos a renovar su vida en Cristo.

Dentro del proceso de la espiritualidad de la comunión, siendo el Espíritu Santo el gran protagonista, Don Guillermo expone que los laicos sean llevados a completar su camino de fe y comunión en las distintas comisiones, siendo la Pastoral Profética el inicio de todo proceso, comienza con la predicación de Cristo, viene la conversión y la entrada en la comunidad que se expresa a través de la Palabra y de Signos dando paso a la Pastoral Litúrgica, cuando la comunidad la vive se proyecta a la vida diaria, a los pobres, a trasformar la vida social y surge la Pastoral Social; esta Palabra predicada y vivida se amplía hasta la necesidad de suscitar agentes, aquí es donde surge la Pastoral de Vocaciones y Ministerios tomando en cuenta a los destinatarios creando el campo de la Pastoral de la Familia, vida, jóvenes y laicos; y desde el inicio está presente el hecho comunicativo, el cauce de toda acción pastoral dando paso a la Pastoral de la comunicación.

En los laicos existen agentes ya capacitados en diversos campos y que necesitan incorporarse plenamente en la vida de la Iglesia y su inserción en el mundo. La Espiritualidad de Comunión debe dar un impulso necesario a los laicos para renovar sus carismas, para dejarse enriquecer en la diversidad con que el Espíritu se manifiesta y actúa en el pueblo Cristiano.

“La espiritualidad de Comunión lleva al laico en un camino de fe, de docilidad y de esperanza en la perspectiva de vida eterna”.

Visto 674 veces Modificado por última vez en Lunes, 16 Mayo 2016 00:19

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.