Martes, 01 Diciembre 2015 00:00

La alegría de las ciber-comunidades

Escrito por  Pedro López Sánchez - CODIPACS Ecatepec
Valora este artículo
(0 votos)

Vayan y ev@ngelicen @ todo el ciber-mundo

En este breve articulo tomo la invitación que el Papa Francisco nos hace en su exhortación apostólica “La Alegría del Evangelio” sobre llevar la buena nueva a todo el mundo e invito al lector a pensar en nuevos espacios de pertenecía a las comunidades religiosas desde la mirada del ciberespacio. Ya que es una herramienta con crecimientos exponenciales y oportunidades infinitas que se ha aprovechado poco o de manera desarticulada para atraer a los alejados e ir por los excluidos.

Sobre el tema Mark D. Johns es profesor en el Departamento de Estudios de Comunicación en Luther College, donde imparte cursos en estudios de medios, producción de medios de comunicación y relaciones públicas. Sus intereses de investigación incluyen los impactos sociales de las nuevas tecnologías de la comunicación y las intersecciones de los medios de comunicación, la religión y la cultura; ha concluido que Facebook está ausente de las actividades religiosas más comunes en Internet. Además no encuentra evidencia de rituales digitales a acepción de los “posts de alabanzas” cuando este medio es una gran oportunidad para que los jóvenes experimenten su identidad religiosa. Por otro lado Stine Lomborg & Charles Ess Charles Ess, autores de Medios Ética Digital, Religión digital, medios de Comunicación Social y Cultura; comentan que dentro del marco de los esfuerzos realizados por la iglesia danesa, Facebook emerge como un medio útil para construir relaciones con los congregados. Es cierto que esta red social juega un papel menor en los circuitos de comunicación de la iglesia como institución, pero en contraste, ser amigo del pastor mejora las relaciones y rompe el hielo, lo cual al parecer también repercute a la iglesia institución.

Si bien Internet y las redes sociales presentan una oportunidad de conectividad nunca antes vista, el reto es el de evolucionar al unísono en estos espacios, para presentar al mundo nuevos modelos digitales que les permitan ser parte de una comunidad sin fronteras. Lo oportunidad que tenemos es enorme y debemos aventurarnos a tomarla, dice el Papa Francisco “…prefiero una Iglesia accidentada, herida y manchada por salir a la calle, antes que una Iglesia enferma por el encierro y la comodidad de aferrarse a las propias seguridades”, por ello me aventuro y te invito a aventurarnos juntos, para generar los nuevos modelos de comunidad y pertenencia que la iglesia necesita y así como María la Madre de Dios, que salió de su casa para ir al encuentro de su prima Isabel, salgamos al encuentro del otro para llevar a Jesús a todos los rincones de la tierra.

Visto 792 veces Modificado por última vez en Martes, 01 Diciembre 2015 00:46

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.