Miércoles, 30 Septiembre 2015 00:00

Encuentro Mundial de las Familias

Escrito por  Familia Ramos Loyola - Diócesis Valle de Chalco
Valora este artículo
(0 votos)

Somos la familia Ramos Loyola: Lilia y Alejandro, tenemos 3 hijos, Bryan (19 años), Gael (10 años), Joshua (8 años); hemos tenido la bendición de ser invitados a participar al Encuentro Mundial de las Familias, que se llevará a cabo en este mes de septiembre en la ciudad de Filadelfia E.U.

Cuando recibimos la noticia de la invitación por parte de nuestro Obispo fue una gran bendición, la alegría que tenemos es indescriptible. Llevamos aproximadamente 10 años trabajando el método prospectivo en nuestra Parroquia de San Isidro Labrador, Valle de Chalco, México, lo cual nos ha permitido conocer la realidad de las familias en nuestra comunidad, cómo afecta la desintegración familiar, la falta de comunicación, de valores y el desconocimiento del amor de Dios; todos estos son signos de la problemática que afecta a las familias de nuestra Diócesis y la sociedad en general.

Al saber que asistiremos al Encuentro Mundial de las Familias, hemos tratado de conocer más la realidad de las familias a la luz de diferentes documentos de la Iglesia como: “Familiaris Consortio”, LINEAMENTA “La vocación y la misión de la familia en la Iglesia y en el mundo contemporáneo”, la catequesis preparatoria de este encuentro “El amor es nuestra misión”, entre otros.

Somos laicos comprometidos, integrantes de una familia que en 18 años ha logrado un caminar lleno de desafíos y retos, de experiencias buenas y malas, pero siempre tomados de la mano de Dios y ahora durante este encuentro esperamos conocer la realidad de las familias a nivel mundial y aportar nuestra propia vivencia, será una grata experiencia que nos permitirá madurar y disfrutar cada momento como familia, conocer gente de diferentes nacionalidades y convivir con todas las familias de las Diócesis de nuestro país que conformarán la delegación Mexicana.

A nosotros nos ha llamado a vivir esta experiencia inolvidable y sabemos que al regresar tenemos una misión especial, ser portadores del mensaje de Dios a las familias, haciéndoles comprender que la familia es un don de Dios que necesita abrirle su corazón a Jesucristo, para que se pueda entender y ejecutar su rol como un lugar de amor y hacer llegar el mensaje del Papa Francisco a todas las familias de nuestra Diócesis: "La familia que vive la alegría de la fe la comunica de manera natural. Esa familia es la sal de la tierra y la luz del mundo; es la levadura de la sociedad", algo que nos queda muy claro “EL AMOR ES NUESTRA MISIÓN”.

Visto 837 veces Modificado por última vez en Miércoles, 30 Septiembre 2015 22:08

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.