Miércoles, 25 Julio 2018 00:00

Laicos comprometidos

Escrito por  CODIPACS Izcalli
Valora este artículo
(0 votos)

Hace algunas semanas, hemos iniciado el verano, y con él, la oportunidad de estar de vacaciones en muchas dimensiones de nuestra vida; sin embargo, en la Iglesia, el verano es una oportunidad para muchos cursos, talleres y centros de catequesis en las parroquias.

Podríamos decir que, este tiempo es un tiempo especial para los laicos que, durante todo el año trabajan por extender el reino de los cielos n diferentes sectores de la sociedad y de la Iglesia misma, y el verano se convierte en un tiempo especial porque es la oportunidad para el fortalecimiento de los conocimientos doctrinales, para adquirir nuevos métodos, para conocer más su fe y para encontrarse en otro ámbito. Y es que en nuestras Diócesis, se aprovecha muy bien este tiempo para reuniones generales de catequesis, de ministros extraordinarios de la comunión, para encuentros de monaguillos, para preseminarios, encuentros de liturgia, talleres infantiles y juveniles, y otras tantas formas de enriquecer la vida cristiana.

No está por demás mencionar que durante este tiempo, la organización de los talleres y cursos que se dan a lo largo del año, están siendo cocinados en muchas parroquias para dar un mejor servicio y para mejorar en muchos aspectos. Es tiempo también de reclutamiento de personal, de manera que muchos laicos buscan tener una oportunidad para servir a la Iglesia y a sus hermanos.

En la mayoría de los casos, los cursos no son cerrados, de forma que, en muchos de estos grupos, todos son bienvenidos para crecer en conocimiento, experiencia y servicio; hace falta disposición y compromiso para poder hacer la experiencia. Y es que, que sería de la Iglesia sin sus laicos, y especialmente sin aquellos que generosamente donan mucho de su tiempo, de sus conocimientos, de su experiencia y de su fe, para que otros, a lo largo del año, se fortalezcan en su encuentro con Dios, se preparen a recibir los sacramentos, vivan mejor y tengan oportunidades crecimiento espiritual.

Todos, debemos ser conscientes de que evangelizar y ayudar a extender el Reino de los cielos, es una tarea de toda la Iglesia, es decir, de todos los bautizados, que como semillas esparcidas por la infinidad de terrenos en este mundo, van dando frutos de vida, de fe y de caridad.

Desde este lugar los invitamos a conocer estos grupos, valorar el trabajo de muchos vecinos nuestros comprometidos con la Iglesia, y también los invitamos a orar porque el verano sea un tiempo de fortalecimientos, conocimiento y fe.

Visto 89 veces Modificado por última vez en Jueves, 26 Julio 2018 00:05

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.