Martes, 21 Junio 2016 00:00

Diferenciar entre lo que Dios pide y lo que pide el hombre

Escrito por  José Luis Ramírez
Valora este artículo
(0 votos)

En el marco de las festividades de la Santísima Trinidad y Divina Providencia, el obispo de la Diócesis de Nezahualcóyotl, Héctor Luis Morales Sánchez, invitó a las familias a atreverse a vivir “como Dios lo quiso desde el principio, que tengan la seguridad de que eso es lo que Dios quiere y no lo que cualquier otro ser humano quiera implantar”. Subrayó que hay que diferenciar “lo que Dios ha pedido y lo que pedimos los seres humanos”.

Al abordar el caso de la iniciativa presidencial de reforma constitucional y al Código Civil Federal para reconocer al matrimonio igualitario como derecho humano, monseñor Morales Sánchez pidió al jefe del Ejecutivo que recuerde las palabras que le dijo al Papa Francisco, en la visita pasada, “si ya se arrepintió de lo que dijo, debería de pensarlo otra vez”.

Entrevistado durante una reunión con los grupos de la parroquia de la Divina Providencia, ubicada en la calle Azucena en la colonia Tamaulipas y presidida por el presbítero Eugenio Zavala Santoyo, dijo que en caso de que prospere esta iniciativa, “yo no tengo temor, porque verdaderamente Dios está detrás de todo esto. El matrimonio no es una institución humana, no va a acabar el matrimonio, ninguna Corte, ninguna Cámara, ningún Senado, porque esto es de Dios”.

“Que lo tengan bien claro, que con quien se están metiendo es con Dios, no con nosotros”, subrayó.

Aseveró que entre la jerarquía eclesiástica no existe temor de que estos cambios sean aprobados porque si bien “ellos tienen a los medios de comunicación de su lado, nosotros tenemos a los fieles a Cristo en la Iglesia”.

Y recordó el mensaje del papa Francisco que nos devolvió la memoria a los mexicanos, al afirmar que “tenemos una Madre”.

A final de cuentas, agregó: “esto no es obra de la casualidad, son mentes humanas que están detrás, que sacan provecho económico de la confusión, porque al final de cuentas, eso es lo que ellos han querido hacer desde hace ya muchos años, sacar ganancia, que es lo que único que les interesa”.

En el pasado sínodo, el Papa dijo que “la doctrina no cambia, hay que ser sí misericordioso, hay que atender cada caso, pero lo que es la doctrina no ha cambiado, por lo tanto poner en práctica la misericordia de Dios, acoger a todas las personas sí, pero diferenciar lo que Dios ha pedido y lo que pedimos los seres humanos”.

Asimismo, finalizó con un reconocimiento a la labor que se realiza en favor de las familias en la Diócesis de Nezahualcóyotl por la organización del Congreso de las Familias, así como la Caminata por la Paz, la Vida y la Familia, y la semana dedicada a hacer oración por la vida familiar.

Visto 308 veces Modificado por última vez en Martes, 21 Junio 2016 20:37

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.