Sábado, 05 Septiembre 2015 00:00

Las heridas de la familia

Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)

En la Audiencia General del 24 de junio el Papa Francisco dedicó su catequesis a reflexionar sobre las heridas en la familia y su impacto en sus miembros. En la parte final de su intervención se refirió a los casos en los que las separaciones pueden ser “inevitables”.

El Santo Padre dijo que “cuando el hombre y la mujer se transformaron en una sola carne, todas las heridas y todos los abandonos del papá y de la mamá inciden en la carne viva de los hijos”.

Sin embargo, el Santo Padre continuó, “es verdad que hay casos en los cuales la separación es inevitable. A veces puede volverse incluso moralmente necesaria, cuando precisamente se trata de sustraer al cónyuge más débil o a los hijos pequeños, a las heridas más graves causadas por la prepotencia y por la violencia, por el desaliento y por la explotación, por la ajenidad y la indiferencia”.

El Consejo Estatal de la Mujer y Bienestar Social en su sitio web proporciona información sobre la violencia de género y da algunos puntos para proteger a la mujer víctima de violencia.

Muchas mujeres víctimas de maltrato familiar, optan por seguir con sus agresores a sabiendas del inminente peligro que representa vivir a su lado. ¿Por qué? En el caso de algunas mujeres temen que el padre deje a sus hijos en el total desamparo, les parece que sobrevivir en un hogar violento es mejor que un hogar roto.

Otras temen perder al compañero con quien vivirán el resto de su vida. Algunas más, son tratadas cruelmente pero continúan amando a sus esposos, animadas por la esperanza de que algún día cambie y, muchas otras, permanecen inmóviles ante el temor de que se tome venganza o que no puedan mantenerse económicamente. Nadie puede negar que la violencia en el hogar es un asunto serio que merece atención.

De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas (ONU), cada 18 segundos una mujer es maltratada en el mundo, mientras que en el Estado de México 54 de cada 100 mujeres son víctimas de algún tipo de violencia infligida por su pareja según datos de la Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares (ENDIREH, 2006).

Los datos presentan un cuadro alarmante de la gravedad que se presenta en torno a la violencia familiar pues, aunque parezca irreal, la mujer corre más riesgo de sufrir violencia en su propia casa que en la calle.

La Ley de Acceso a las Mujeres a una Vida Libre de Violencia del Estado de México prevé medidas que protegen a la mujer, fomentan su desarrollo integral y la plena participación en todas las esferas de la vida.

Mujer, no olvides que:

La autoridad tiene la obligación de brindarte protección inmediata, desde el momento en que tenga conocimiento de algún hecho que implique violencia de género y pueda dañar tu integridad como persona.

Si la violencia se tolera, los hijos e hijas pequeños, testigos de ella, generan en su interior que la única forma viable de resolver los problemas es mediante otras acciones violentas.

Además el gobierno del estado de México a través del Consejo Estatal de la Mujer y Bienestar Social (CEM-YBS) pone a tu disposición la Línea sin Violencia 01800 108 4053, las 24 horas los 365 días del año, para canalizar tu caso al área jurídica y psicológica para su atención rápida y oportuna.

El Papa dijo luego que “a nuestro alrededor encontramos diversas familias en situaciones así llamadas irregulares – no me gusta esta palabra - y nos hacemos tantas preguntas. ¿Cómo ayudarlas? ¿Cómo acompañarlas? ¿Cómo acompañarlas para que los niños no se vuelvan rehenes del papá o de la mamá?”

“Pidamos al Señor una fe grande, para mirar la realidad con la mirada de Dios; y una gran caridad, para acercarnos a las personas con su corazón misericordioso”, concluyó.

Con información de ACI prensa y el Consejo Estatal de la Mujer y Bienestar Social

Visto 601 veces Modificado por última vez en Sábado, 05 Septiembre 2015 00:26

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.