Viernes, 02 Febrero 2018 00:00

Chalco, una Iglesia con tradiciones de Cinco Siglos.

Escrito por  Leandro Medina, CODIPACS Valle de Chalco
Valora este artículo
(0 votos)

El nombre Santiago, proviene de dos palabras Sant Iacob, porque su nombre en hebreo era Jacob. Los españoles en sus batallas gritaban: "Sant Iacob, ayúdenos". Y de tanto repetir estas dos palabras, las unieron formando una sola: Santiago. Antiguas tradiciones dicen que a Santiago se debe la evangelización de la península Ibérica, y se cree que su cuerpo se encuentra en la catedral de Compostela, por lo que es considerado patrono de España y de su caballería. Desde entonces los españoles lo han invocado en momentos de grandes peligros.

Precisamente, en la conquista de México Tenochtitlán, de acuerdo con el cronista de la Nueva España Chimalpahín Cuatlehuanitzin, Hernán Cortés pidió la intercesión a Santiago Apóstol para que al cruzar el territorio Chalca estos no lo atacaran, a cambio de lo cual ofreció construir un templo para venerar al santo. Al concluir la conquista, y con la llegada de los primeros 12 franciscanos con Fray Martín de Valencia al frente, el conquistador español ordeno que se construyera la iglesia en la provincia de Chalco dedicada a Santiago Apóstol, para cumplir su promesa. La iglesia se comenzó a construir en el año de 1540 y se terminó en el año de 1585.

 

Hoy en día, a 432 años de la construcción de este templo (uno de los tres primeros construidos en nuestro país), se sigue festejando cada 25 de julio al Santo Patrono de los curtidores, veterinarios, y equitadores, en una de las celebraciones religiosas más importantes de la región. Las fiestas comienzan cuando miembros de la Cofradía acuden con los bienhechores en turno por el nuevo traje con que vestirán al Santo, para el tradicional recorrido por los cuatro barrios aledaños al centro de Chalco. Estos recorridos se llevan a cabo los cuatro domingos del mes de julio, he inician con la celebración por la mañana de la Santa Misa, después de la cual se traslada a la imagen de Santiago Apóstol empuñando su espada sobre su caballo, para llevarlo en un carro alegórico por las calles revestidas de coloridas alfombras de aserrín y adornadas de papeles de colores. En estos recorridos la imagen se detiene en varias casas, donde las familias convidan alimentos a los devotos, mientras se acompaña de comparsas cohetes, y bandas de música; para regresar por la noche a la Parroquia, en donde ya esperan fuegos pirotécnicos como toritos y castillos de luces.

El día principal de la fiesta la imagen no se saca del templo, ya que ese día es visitado por miles de devotos que acuden de diversas comunidades de la región y de otras poblaciones del país. Esa noche se lleva a cabo una velada, la cual inicia con un rosario viviente, la misa de medianoche (llamada "de gallo"), y las tradicionales mañanitas interpretadas por mariachis y bandas de música, mientras en el atrio se llevan a cabo danzas con los ‘chinelos’, ‘santiagueros’ y ‘concheros’.

Visto 114 veces Modificado por última vez en Viernes, 02 Febrero 2018 22:53

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.