Martes, 17 Octubre 2017 00:00

Hagamos Iglesia. Defendamos la Vida

Escrito por  Voto Católico
Valora este artículo
(0 votos)

A través de los años la iglesia, ha desempeñado un papel protagónico en el desarrollo de la humanidad, defendiendo las más sanas tradiciones y los valores más elevados, poniéndose siempre al servicio del bien común, ayudando a la sociedad a entender y comprender la verdad, abriendo ante los ojos del hombre nuevos horizontes de futuro, grandeza y dignidad.

A pesar de los cuestionamientos de que frecuentemente es objeto la religión, resulta incuestionable que si hay un tema relevante en nuestros días, éste es sin duda el religioso.

Después de un momento de desenfreno social y mediático, que se extendió durante algunos años, hoy, las sociedades, buscan afanosamente recuperar sus raíces, volver al origen y restituir la plena vigencia de valores, como la vida, familia, dignidad humana y la solidaridad.

La triste experiencia de habitar un mundo desvinculado, dominado por la violencia, el abuso hacía los más débiles, nos ha hecho comprender que un pueblo que pierde de vista su propia verdad, su patrimonio de principios, acaba por perderse en el laberinto del tiempo y de la historia.

Lo anterior, explica el crecimiento de un importante movimiento en favor de la vida y la familia, en el mundo entero, que con el apoyo de la iglesia, y mostrando nuevos mecanismos de articulación social, se ha erigido en el más firme defensor de las causas más nobles, como el desarrollo y bienestar de la niñez, de los seres más débiles e indefensos.

Al mismo tiempo que ha permitido mostrar al mundo la existencia de una iglesia fuerte y renovada, abierta y siempre dispuesta al dialogo con el mundo en que le toca vivir. Una iglesia que se hace palabra, que se convierte en mensaje, en acción, para impulsar una nueva cultura de la vida, del bien común, para consolidar una sociedad fundada en la vigencia de los valores, que es la única garantía de libertad y de la posibilidad de lograr un desarrollo humano integral.

Este es un momento que exige lo mejor de nosotros mismos, todas nuestras fuerzas, talento, audacia e inteligencia, para construir una sociedad en la que la vida, se valore como el bien más preciado del hombre y el respeto a la dignidad de la persona sea la constante en toda relación humana.

Visto 159 veces Modificado por última vez en Martes, 17 Octubre 2017 22:22

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.