CELEBREMOS LA FE

Valora este artículo
(0 votos)

Muchos fieles, llamados por Dios, son consagrados mediante los vínculos de la vida religiosa, al servicio del Señor y al bien de los hombres y se esfuerzan por seguir más de cerca a Cristo Jesús, observando los consejos evangélicos.

Valora este artículo
(0 votos)

Durante la homilía que dirigió Su Santidad en la Eucaristía de clausura del Año Jubilar de la Misericordia, en la Explana de San Pedro en el Vaticano, el pasado 20 de noviembre de 2016, el Santo Padre pedía a los cristianos del mundo entero, que, al cerrar simbólicamente la puerta física, nos cuidáramos de no cerrar la misericordia con el prójimo; sumado a esto, y siguiendo el deseo del mismo Papa, de ser una Iglesia en salida, la Pastoral Juvenil de la Arquidiócesis de Tlalnepantla quiso “hacer lío” llevando la misericordia a las calles y avenidas, por ello ha realizado la Semana de Misiones Juveniles.

Valora este artículo
(0 votos)

Cuando se reflexiona en las inquietudes por la búsqueda de algo o alguien que le dé sentido a nuestra existencia ordinariamente surge el deseo de entregarse de manera total a un valor que, en la vida, se presenta como fundamental y que conlleva a una donación de tal grado que exige una disponibilidad plena en todo momento. Hablamos de vocación, pero a menudo confundimos el término con misión de vida o, incluso con profesión, ciertamente existe una relación pero difieren en sentido. En su definición, vocación, es la inclinación que una persona siente para dedicarse a un modo de vida, la palabra como tal, proviene del latín vocatĭo, vocatiōnis, que significa ‘acción de llamar’.

Página 1 de 6