Miércoles, 17 Mayo 2017 00:00

¿Un cuarto rey mago?...

Escrito por  Tomas Pichardo - Diócesis de Nezahualcóyotl
Valora este artículo
(0 votos)

Un gran reto para la Iglesia: Cómo hacer que una gran cantidad de católicos gentiles vean la manifestación de Jesús a todos el mundo, en otras palabras, cómo hacer para que vivan la Epifanía del niño Jesús.

Recordemos que la Epifanía del Señor la mayoría de católicos y no católicos la conocemos como la llegada de los reyes magos ante el niñito que nació en la navidad. Muchos tenemos presente que estos magos de oriente llevaron regalos al niño, pero menos recordamos que es lo que le regalaron y como nos quedamos con el tema de los regalos, entonces el 6 de enero, se convierte en una fecha consumista, más que una celebración cristiana.

Y sucede que el niño Jesús, quien se manifiesta ante los reyes magos - que la tradición afirma eran 3- ahora se presenta también ante un cuarto rey, que simboliza a las multitudes de bautizados no evangelizados, católicos gentiles, católicos del "voy cuando me nace", o cuando me invitan a una fiesta, o cuando yo soy la quien organiza y me parece que parte importante del ritual social hacerle la misa a la quinceañera o el casamiento por la Iglesia o el bautizo.

¡Menuda tarea la de la Iglesia!, pero no sólo la Iglesia de los padrecitos, de los monjes y monjitas, también la Iglesia de los católicos laicos, la Iglesia que vive en los barrios, colonias.

Un reto que bien haríamos en asumir si nos decimos católicos comprometidos. ¿Cómo hacer que la fiesta de la Epifanía, la fiesta de la manifestación del Señor a todas las culturas se viva con la misma alegría, pero más llena del contenido cristiano de dicha festividad? ¿Cómo hacer que padres e hijos descubran además de los regalos, la presencia viva de Jesús entre nosotros? ¿Cómo hacer la manifestación de Jesús a todo el mundo, a todas las culturas, llene de su amor y su proyecto de vida a nuestra forma de vida actual?

Tal vez nos hace falta poner en práctica las enseñanzas de San Juan Pablo II, quien nos mostró que el camino para llegar a toda la humanidad -incluidos nuestros hermanos alejados- es la nueva evangelización: Nuevo ardor, para encender en ellos el amor a Jesús, nuevos métodos para utilizar lo que hoy nos ofrece el mundo moderno para llegar a una generación más visual, más ansiosa de ver rápido las cosas y nuevo lenguaje y expresiones para hablarles en sus propios lenguajes.

Visto 971 veces Modificado por última vez en Miércoles, 17 Mayo 2017 22:36

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.