Lunes, 16 Julio 2018 00:00

Comunión, participación y corresponsabilidad eclesial

Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)

Con aproximadamente 38 participantes de diversos países de América Latina, entre ellos agentes de las diócesis de Ecatepec, Valle de Chalco y Texcoco, se inauguró el I Diplomado en “Autosostenimieto de la Obra Evangelizadora de la Iglesia”, el cual fue convocado por el Departamento de Comunión Eclesial y Diálogo del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM).

Esta capacitación a realizarse del 17 al 28 de julio en la Casa de Retiros Emaús de la Arquidiócesis de Bogotá, Colombia, tiene por objetivo “capacitar a líderes de la Iglesia en la administración de los bienes espirituales y temporales para promover el autosostenimiento y la corresponsabilidad”.

Luego de quince años de celebrar talleres continentales con la temática administrativa y de comunión de bienes, el CELAM abrió sus puertas, a través de su centro de enseñanza CEBITEPAL, a un nuevo proyecto educativo dirigido a ecónomos diocesanos, párrocos, religiosas y religiosos y laicos administradores, con el fin en adquirir herramientas prácticas hacia la autosostenibilidad de sus acciones pastorales.

Al inicio del diplomado, el P. Efrén Velázquez Cerón, secretario ejecutivo del primer departamento del CELAM, dirigió al grupo de alumnos un mensaje de bienvenida en el que resaltó el interés de la Iglesia por el tema administrativo y agradeció la repuesta de parte de obispos, sacerdotes, religiosos y laicos de las 4 regiones en el que se organiza la Iglesia Latinoamericana, para la realización de esta primera experiencia académica en el campo del autosostenimieto.

Posteriormente, Mons. Carlos Quintana, Director de la Oficina de Desarrollo del CELAM, señaló la necesidad de colaborar profundamente en las acciones pastorales que tienen el reto de que las personas se encuentren con Cristo y se quede con Él; de abrir aún más la experiencia pastoral de comunión y participación en la vida de la Iglesia y sus programas de corresponsabilidad; al tiempo de que como agentes administradores se tiene la responsabilidad de dejarse motivar y orientar por el Evangelio, además de responder a las indicaciones del derecho canónico: “Es el Espíritu Santo quien actúa y despierta la generosidad del Pueblo de Dios, los administradores solo somos mediadores que animan el proceso de la caridad en la diócesis y en la parroquia”.

Todos somos llamados a ser buenos administradores, pero algunos tienen puntual y delicadamente la responsabilidad de la administración y cuidado de los bienes al servicio de toda la Iglesia, pero no será suficiente esta tarea sin mirar el impacto de los frutos espirituales que se están generando en medio de la comunidad de fieles y de la necesaria comunión y comunicación en la presentación de los informes sobre los recursos y las obras evangelizadoras que se administran.

Este impulso orientado a la capacitación en el desarrollo de proyectos y programas de autosostenimiento económico en la Iglesia diocesana y parroquial, es un apoyo significativo y eficaz a las necesidades de formación y acción que algunas diócesis de nuestra Provincia Eclesiástica están aprovechando.

Visto 497 veces Modificado por última vez en Lunes, 16 Julio 2018 22:06

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.