Martes, 24 Octubre 2017 00:00

¿Donde está Dios?

Escrito por  Leandro Medina Cabrera - CODIPACS Valle de Chalco
Valora este artículo
(0 votos)

Esta es una pregunta que por lo regular nos hacemos en situaciones desesperadas, cuando tenemos una necesidad muy grande o vemos como sufren otras personas. Y en muchas ocasiones (la mayoría), no sabemos la respuesta precisa, o corremos el riesgo incluso de dudar en la existencia de Dios, o confrontar la posibilidad de un Dios castigador o que se ha olvidado de nosotros.

De acuerdo al Catecismo de la Iglesia Católica, la presencia de Dios ha sido revelada en tres personas distintas que son una sola, y a este misterio lo conocemos como la Santísima Trinidad: El Padre, el Hijo y el Espíritu Santo (CEC Núm. 48). La manifestación de Dios a su pueblo. Así podemos decir que Dios se hace presente como Padre Creador, Hijo Salvador y Espíritu Santificador; cada una de estas presencias de acuerdo a su tiempo y una misión precisa. En ese sentido nuestra cuestión encuentra tres respuestas para tres momentos en tres acciones de Dios.

Ahora bien, en el libro del Génesis encontramos que Dios hizo al Hombre a su “Imagen y Semejanza” (Gen. 1,26), por lo que de acuerdo a este texto podemos afirmar que venimos de Dios, que Él es nuestro origen, y además nuestra finalidad: “Nadie puede llegar hasta el Padre, sino por mí” (Jn 14,6); En este sentido Dios se manifiesta en nosotros, al darnos la Vida, no solo la del cuerpo, sino también la del Espíritu: “¿No saben que son templos de Dios, y que el Espíritu de Dios habita en ustedes?” (1Cor. 3,16). El Espíritu Santo es la presencia actual de Dios, al descender en pentecostés y recibirlo en los Sacramentos nos infunde los dones para actuar de acuerdo a su plan.

Entonces: Si venimos de Dios, si aceptamos su plan de salvación, y hemos sido bautizados con su Espíritu, ¿No debería de estar Dios en nosotros? Y así es, y esa sería la respuesta a nuestra pregunta inicial. No obstante, en la libertad que Dios nos concede (CEC Núm. 1730), para que Dios actúe a través de nosotros es necesaria nuestra voluntad; así bien, Dios está en nosotros desde el principio, incluso antes de nuestra concepción, “Antes de formarte en el vientre te conocí” (Jer. 1,5), pero nosotros somos los que olvidamos la misión que nos ha conferido: “Que se amen los unos a los otros” (Jn. 15,17).

Podemos concluir entonces que, Dios además de manifestarse en todo lo que ha creado, también está presente en nuestros buenos actos, en el Amor que prodiguemos a los demás; Dios está en nuestras actitudes, en nuestro amor incluso a los que no nos aman, en el perdón y la caridad. No lo olvides, el Plan de Dios ya está escrito, y es nuestra misión para ayudar al más necesitado, para regalar una sonrisa y dar esperanza a los más alejados. “Aunque repartiera todos mis bienes a los pobres... si no tengo Amor, de nada me sirve” (1Cor. 13, 2): Dios está en ti.

Visto 191 veces Modificado por última vez en Martes, 24 Octubre 2017 21:41

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.