DIOS TE LLAMA

Jueves, 25 Junio 2015 00:00

Valores de la cultura juvenil e Iglesia

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Hola amigos, regresando a esta sección, ahora hablaremos de los valores de la cultura juvenil contemporánea. Recordarán que desde hace algunas ediciones hemos estado tratando el tema de cultura juvenil e Iglesia, y en la edición anterior hablamos de la discriminación juvenil, discriminación que muchas veces es originada por no reconocer los valores de la cultura de los jóvenes. Una sociedad que se deja llevar por lo negativo, sin reconocer ni descubrir las cosas positivas que ella misma tiene, está condenada a ser presa de fallas eternas. Lo mismo pasa si, observando la realidad de los jóvenes, sólo vemos lo negativo de ellos, sin ver las cosas positivas que le ofrecen a la sociedad.

Valora este artículo
(0 votos)

Hemos recorrido ya casi más de medio año desde el inicio del Año de la Vida Consagrada y en nuestra Diócesis de Ecatepec lo hemos estado celebrando a lo largo de estos meses con distintas actividades e iniciativas. Lo inauguramos con la celebración solemne de las primeras Vísperas de Adviento el pasado mes de noviembre con la presencia de nuestro querido Pastor y Obispo Mons. Roberto Domínguez Couttolenc M.G. en el Santuario de la Quinta Aparición Guadalupana, en Tulpetlac.

Valora este artículo
(0 votos)

Siempre ha resultado extraño para el mundo la existencia de hombres y mujeres que de manera radical se deciden por la vida de clausura en alguna casa religiosa o en un centro monástico. No debe resultarnos desatinada esta postura, pues en verdad son espacios completamente distintos de nuestra realidad habitual. El solo hecho de entrar al monasterio nos sobrecoge, nos alerta y hasta nos extraña, pues experimentamos el silencio de la creación que sin hablar musita su alabanza. Es la imagen del infinito que lo llena todo aun cuando se mueve en lo invisible y actúa en el silencio. Así el ambiente queda vacío de ruidos; los sentidos se confunden, la mente se turba y el corazón se reconoce necesitado de Alguien. El silencio no es vacío, es presencia de Dios.

Página 10 de 10