DIOS TE LLAMA

Valora este artículo
(0 votos)

¿Sacerdote yo? ¡Nunca! Es la respuesta que más se escucha cuando invitas a un joven, a pensar la posibilidad de que puede ser sacerdote. Y no es para menos, pues cuando estamos inmersos en un ritmo de vida donde las cosas de Dios tienen un mínimo espacio, ser sacerdote es en lo último en que un joven se aventuraría a pensar.

Valora este artículo
(0 votos)

Fueron las sabias palabras de un sacerdote en una de las entrevistas del preseminario. Y sin duda es así, soy, seminarista de tercero de Teología del Seminario de Ecatepec y quiero contarles mi testimonio vocacional.

Valora este artículo
(0 votos)

Las cualidades de los apóstoles de la nueva evangelización

Para salir a predicar el Evangelio es necesario, ante todo, formar un corazón apostólico, y hay que recordar que se es apóstol desde dentro.

Página 6 de 11