Lunes, 19 Junio 2017 00:00

¡Hola!

Escrito por  Hna. Barbara Mendoza Bautista HMRF
Valora este artículo
(0 votos)

Soy la Hermana. Bárbara Mendoza Bautista, originaria del estado de Hidalgo. Actualmente pertenezco a la Diócesis de Izcalli, pero mi acción pastoral la estoy ejerciendo en la Diócesis de Cuautitlán.

Aprovecho para saludarte y para hablarte de ésta maravillosa experiencia “Dios te llama” y te comparto cómo Dios, lo hizo conmigo.

Como a muchos hoy en día les pasa, a mí no me llamaba la atención nada que tuviera que ver con las cosas de Dios. Mis proyectos eran superarme profesionalmente, casarme y formar una familia.

Comencé por estudiar enfermería… pero, todo cambió cuando por curiosidad asistí a un grupo juvenil ya que esa experiencia se fue convirtiendo en interés para buscar a Dios. Hablar con Él y de Él, ya era indispensable para mí. Mi amor crecía al grado de que ahora mi único deseo era ser misionera para que otros también conocieran a Dios y lo aceptaran como la solución a todo cuanto aflige a la sociedad.

Tras esta experiencia es como comencé a pedirle a Dios mostrarme el proyecto que tenía para mí; pasaron meses hasta que en una ocasión Él me respondió a través de una hoja que mi párroco me entregó, la cual decía: “Cristo te llama y te dice ven y sígueme...” En el encabezado estaba el nombre de “Misioneras del Rosario de Fátima.” Así descubrí que Dios me quería para Él.

Sucedido esto, me comuniqué con las Hermanas, les conté de mi inquietud y finalmente el 15 de agosto de 2006 dejé a mi familia sanguínea para ser ahora parte de esta gran familia de las “Hermanas Misioneras del Rosario de Fátima”. Familia que agradezco por permitirme unirme a ellas en este seguimiento radical a Cristo y que desde nuestro propio carisma y apostolado (evangelización y catequesis) tratamos de seguir trabajando para la extensión del reino.

Lo dicho pareciera fácil, pero cabe decir que hubo muchas dificultades que influían fuertemente para dar ese paso. Dios me permitió superarlas.

Y por eso ahora a ti, querido lector te invito a que pidamos la gracia de Dios para que nos ayude a vivir plenamente el llamado al que hemos respondido. Pero, si tú aún no lo descubres, pregúntale y escucha el proyecto que tiene para ti.

Hagamos caso a las palabras de San Juan Pablo II cuando se dirigía a los jóvenes: “Jóvenes no tengáis miedo de seguirle a Cristo.”

                                                                              Hna. Barbara Mendoza Bautista HMRF

Visto 113 veces Modificado por última vez en Lunes, 19 Junio 2017 23:38

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.