Jueves, 22 Septiembre 2016 00:00

Llamada de Dios

Escrito por  Joel Briceño Cisneros
Valora este artículo
(0 votos)

La vocación es una inclinación o interés que una persona siente para dedicarse a una forma de vida o una disciplina, y está relacionada con los anhelos, gustos y aptitudes. Sin duda este interés está inspirado por Dios, pues Él es quien hace el llamado a un determinado estado de vida, ya sea en el matrimonio, el sacerdocio o la soltería.

En la actualidad estamos tan inmersos en la tecnología, en la agitada vida de las ciudades, que poco nos detenemos a observar el llamado constante que Dios nos hace desde cada estado de vida que hayamos elegido o estemos por elegir; su llamado siempre es: “servir a los demás”. Por ejemplo en la familia los esposos se sirven uno al otro, educan a los hijos y estos a su vez colaboran con las actividades cotidianas de casa y en el estudio. Como lo mencionó san Juan Pablo II: “El futuro depende, en gran parte, de la familia, lleva consigo el porvenir mismo de la sociedad; su papel especialísimo es el de contribuir eficazmente a un futuro de paz".

La vida consagrada en el sacerdocio o la vida religiosa es una entrega total en servicio de los demás, para ser instrumento por el cual Dios comunica la Salvación, se hace presente en los sacramentos y son testimonio de fidelidad. La soltería es un auténtico estado de vida en la Iglesia, desde el cual una persona está llamada a entregarse con todas sus fuerzas al amor, al servicio de Dios y del prójimo.

Si estás por decidir qué vocación tomarás, quiero decirte que no estás sola, no estás solo, pide con humildad al Espíritu Santo que te ilumine, para responder con generosidad. No decidas solo pensando en ti.

Sin duda, llevar a Jesús a los hombres y mujeres, es la vocación más grande. Desde cualquier estado de vida estamos llamados a esta tarea.

Visto 640 veces Modificado por última vez en Jueves, 22 Septiembre 2016 21:56

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.