Domingo, 20 Agosto 2017 00:00

“Formar diáconos a ejemplo de Jesús que no vino a ser servido sino a servir”

Escrito por  Pbro. Eugenio Salomón Hernández, Equipo Formador del diaconado permanente. - Diócesis de valle de Chalco.
Valora este artículo
(0 votos)

Nuestra diócesis de Valle De Chalco promueve el diaconado permanente mediante la convocación y formación de los candidatos propuestos por las comunidades parroquiales y sus párrocos, siguiendo las directrices del Concilio Vaticano II de restaurar el diaconado permanente en la iglesia como parte integrante de su ser y su misión.

 El objetivo que el equipo formador encabezado por el Obispo se ha propuesto para dar respuesta a este ministerio que el Espíritu Santo ha suscitado en la iglesia quienes formamos el equipo formador somos conscientes de la gran responsabilidad que conlleva esta misión, y por eso queremos consolidar nuestro ser y nuestro quehacer. Para lograr esto, cada mes nos reunimos para integrarnos mejor y dar un servicio más eficaz y de acuerdo a la voluntad del señor y según los lineamientos que nos ha dado la iglesia universal y nuestra iglesia mexicana.

Esta misión, la estamos tomando no solo como una actividad a realizar, sino como una vocación dentro de nuestra vocación sacerdotal, en el caso de los formadores sacerdotes así como los laicos que participan en el equipo ofrecen su servicio específico a nuestros candidatos a fin de que realicen con mayor eficacia su llamado de Dios.

Personalmente he tomado la invitación a participar en el equipo formador del diaconado permanente, como una gracia especial. He sido formador en el seminario durante 17 años, y ahora inicio esta misión como una nueva y bendecida oportunidad de servir a mi iglesia diocesana. Es un reto nuevo y un tanto laborioso pues esto apenas comienza, ya que no hay un camino a seguir, más bien estamos haciendo el camino para que la primera generación se forme en sus cuatro dimensiones; humana, espiritual, académica y pastoral.

También realizar los estatutos y el reglamento del diaconado permanente, para tener claridad y certeza de la misión, dar institucionalidad y reconocimiento eclesial a la formación dada, ya que estamos formando ministros ordenados y consagrados por el sacramento el orden.

¡San Lorenzo, diácono y mártir, ruega por los diáconos servidores del pueblo de Dios!

Visto 82 veces Modificado por última vez en Domingo, 20 Agosto 2017 21:56

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.