Jueves, 06 Julio 2017 00:00

La postmodernidad y la vocación

Escrito por  Sem. Benji Brian Campos Anaya - Diócesis de Nezahualcóyotl
Valora este artículo
(0 votos)

Vivimos en nuestros días un movimiento que nos arrastra cada vez más al relativismo extremo, a la cosificación de las personas y al utilitarismo, cargado de consumismo y egocentrismo, consecuencia de ideologías que el mundo nos ofrece; la postmodernidad.

Vemos a las personas como cosas para obtener un beneficio, carecemos de reconocer la dignidad de cada persona, incluso nosotros mismos rebajamos nuestra dignidad para obtener algo que deseamos. Imagínense, si nosotros mismos no valoramos nuestra dignidad ¿será posible que reconozcamos la dignidad de nuestro prójimo?

Y con todo esto que vivimos, sentimos la ausencia de verdades absolutas, por lo tanto de la valores absolutos que guíen nuestras vidas, y no se diga Dios, lo hemos sacado de nuestras vida, entonces ¿cómo hacer para descubrir la misión que Dios tiene para mí? ¿cómo saber que Dios me llama para servirle?

Necesitamos retornar a Dios, necesitamos volver a nuestro origen, reconocernos como Hijos de Dios, y ya cuando hallamos reconocido a Dios como padre, sabremos que por el hecho de ser personas e hijos Dios, tenemos una dignidad que nadie nos puede quitar, retornemos a aquel que es la “Fuente de la vida”, a aquel que nos dice “vengan a mi todos los que están cansados y agobiados, que yo los aliviare”

Veamos a los demás, como lo que son; personas, empecemos a ver a las personas como fin y no como medio, solo así descubriremos qué es lo que Dios quiere para nuestras vidas.

Digamos como el salmista “escuchemos la voz del Señor y entremos en su descanso”, pero, ¿cómo escuchar la voz de Dios?, bueno, empecemos por silenciar aquello que nos aleja de Dios, los vicios, las malas compañías, a lo mejor dejar de escuchar un momentito los audífonos, o el internet que nos absorbe, así podremos escuchar la Voz de Dios.

Así que si tú, querido lector, no encuentras sentido a tu vida, o sientes que te hace falto algo más, te invito a que silencies todo lo que te aparta de Dios y le preguntes ¿Qué es lo quiere para ti? ¿Qué es lo que quiere que hagas por los demás?

Dios suscita vocaciones en su viña, los chavos valientes desean entregar su vida por el Evangelio, hombres y mujeres que van contracorriente con el mundo, jóvenes que quieren llevar a otros a Dios. Pidámosle a Dios que nos ayude a dar un sí generoso a este llamado que nos hace.

Visto 145 veces Modificado por última vez en Jueves, 06 Julio 2017 22:15

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.