DIOS TE LLAMA

Valora este artículo
(0 votos)

Dios llama a quien quiere y como quiere según su designio de amor para cada uno, nos referimos a esta llamada con el término vocación. Esta se va formando con el transcurso del tiempo en respuesta a preguntas como ¿realmente qué me gusta?, ¿quién soy?, ¿a dónde quiero llegar? Usualmente desde la niñez ya se siente esa atracción e interés, aunque en algunas ocasiones el llamado se presenta más formalmente en la edad adulta.

Viernes, 02 Febrero 2018 00:00

Él jamás me ha de defraudar.

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Después de muchos rodeos, titubeos, luchas internas y enredadas dudas que acompañaban la decisión de ingresar al seminario, me decidí, acompañado de la gracia de Dios, finalmente por dar este importante paso para mi vida. Todo era oscuridad. No sabía si había tomado la decisión correcta. La ilusión de entrar en el ámbito universitario, de estudiar la carrera que amaba, como cualquier joven "normal", no dejaba de llamarme con fuerza. Mis amigos se extrañaban por completo sobre mi decisión: de ningún modo hubieran imaginado que yo optara por algo así. Fue una decisión del todo inesperada para ellos… pero más para mí.

Valora este artículo
(0 votos)

Al joven de hoy no a todos no le fascina la vocación. Esto mismo le sucedió a Jesús. Los Apóstoles quedaron unidos a Él por una admiración no común; habían percibido la bondad que salía de él y por eso le preguntaron: ¿Dónde vives? Y se fueron a estar con él. Hoy hacen falta sacerdotes, religiosos y religiosas que muestren experiencias de Dios, particularmente cercanas a los jóvenes religiosos de hoy, aunque deben comprender las condiciones diarias de la relación de los consagrados con el Padre a la luz del acontecimiento de la Encarnación, liberándose de la fascinación momentánea de lo extraordinario. Hay que emplear los medios de comunicación con modelos ejemplares por su entrega y su alegría con Dios.

Página 1 de 11