DIOS TE LLAMA

Valora este artículo
(0 votos)

Como seres humanos nuestro cerebro está programado para sentirse protegido dentro de una zona de estabilidad y el hecho de pensar en cambiar los hábitos y patrones genera estrés lo cual produce una sensación desagradable y preferimos correr de ahí; ante éstas situaciones y cuando invitamos a alguien a acercarse a la Iglesia una de las frases más comúnmente escuchadas en tiempos de pesca es: “Sí quiero, pero no tengo tiempo”.

Valora este artículo
(0 votos)

Dios llama a personas concretas, para realizar una misión determinada, claro, siempre en beneficio de su pueblo. Dios habla y llama a través de las necesidades y acontecimientos; toda vocación es la respuesta a la necesidad de una comunidad. Por eso, un objetivo primordial del Preseminario es ayudar a esclarecer las inquietudes que manifiestan los adolescentes y jóvenes por la vida sacerdotal y consagrada (misionera, religiosa).

Valora este artículo
(0 votos)

Dios llama a quien quiere y como quiere según su designio de amor para cada uno, nos referimos a esta llamada con el término vocación. Esta se va formando con el transcurso del tiempo en respuesta a preguntas como ¿realmente qué me gusta?, ¿quién soy?, ¿a dónde quiero llegar? Usualmente desde la niñez ya se siente esa atracción e interés, aunque en algunas ocasiones el llamado se presenta más formalmente en la edad adulta.

Página 1 de 11