Lunes, 26 Junio 2017 00:00

Los sacerdotes cambien de mentalidad y alienten la participación de los laicos: Obispo Héctor Luis Morales Sánchez

Escrito por  José Luis Ramírez - Diócesis de Nezahualcóyotl.
Valora este artículo
(0 votos)

Los cambios que se están registrando en la Diócesis de Nezahualcóyotl seguirán y ante la falta de vocaciones sacerdotales, el presbiterio debe cambiar su mentalidad en el sentido de alentar y promover a los laicos, pero que eso no signifique que “sean nuestros mandaderos”, aseguro el Obispo Héctor Luis Morales Sánchez.

Entrevistado luego de dar posesión al padre Silvestre Cadena como nuevo párroco de San José en la colonia Las Flores, a quien pido cuidar que crezca la evangelización en dicha comunidad,  aseveró que los reacomodos de sacerdotes en esta Iglesia particular fueron motivados porque los sacerdotes argentinos que daban servicio en la Parroquia de Nuestra Señora de Talpa, terminaron su contrato y regresaron a su país.

El Obispo de la Diócesis de Nezahualcóyotl prevé que se erigirán más parroquias, “porque hay mucho territorio y también muchas personas que no son atendidas, porque no somos suficientes”.

Y en ese sentido, lamentó que los cambios realizados, son una muestra de la falta de vocaciones y eso demanda que los sacerdotes cambien su mentalidad en el sentido de que hay que promover más a los laicos.

Recordó que el Papa Francisco, en un término duro, pero real, dijo que no los hagamos nuestros mandaderos. “Los laicos no son nuestros mandaderos, sino que, por el bautismo, son también responsables de la iglesia”, afirmó.

“Debemos acostumbrarnos a trabajar pastoralmente con los laicos”, dijo.

Respecto a la situación que priva con el aumento de los combustibles y el efecto domino que se hace en la canasta básica, el Obispo Héctor Luis recordó el llamado de Jesús, para que “vivamos una vida austera, que sea para lo necesario, porque hay mucho despilfarro en nuestras familias”.

Aunque reconoció como justa la demanda de los trabajadores de que el salario no alcanza, indicó que esta situación representa una oportunidad para revisar cómo gastamos en nuestra familia y evitar el despilfarro.

Ante esta situación, concluyó, hay que recordar la oración que está en Sagrada Escritura, “Señor dame lo necesario para poder vivir, no me des mucho porque me puedo olvidar de Tí, pero tampoco me tengas tan estrecho porque puedo robar”. (Proverbios 30,9).

Visto 149 veces Modificado por última vez en Lunes, 26 Junio 2017 22:38

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.