Jueves, 08 Junio 2017 00:00

Regalo de Día de Reyes para la Diócesis de Valle de Chalco: Dos nuevos Sacerdotes, que rejuvenecen y reaniman el ministerio sacerdotal.

Escrito por  CODIPACS Valle de Chalco
Valora este artículo
(0 votos)

El viernes 6 de enero de 2017, en la parroquia de la Inmaculada Concepción, Ozumba, Estado de México, la Diócesis de Valle de Chalco recibió un maravilloso regalo de día de reyes: Dos nuevos sacerdotes.

De manos de nuestro Obispo, S.E. Dr. Don Víctor René Rodríguez Gómez, fueron consagrados con el ministerio sacerdotal Jorge Juan Ramos Rodríguez y Adolfo Cervantes Salazar; dos nuevos sacerdotes que se integran al presbiterio de esta diócesis para "Convocar y formar discípulos de Jesucristo: Hacer Iglesia, y hacer comunidad", subrayo el Episcopo.

Así mismo les reitero que "Su ministerio no puede entenderse como una profesión, como un gusto. Por eso les he preguntado: ¿Qué le aportan a este presbiterio?"; Y volteando la mirada hacia los sacerdotes ahí presentes, a modo de una reflexión que refresque su vocación sacerdotal, les dijo: "Su vida y su ministerio tiene que ser un rejuvenecer, un reanimar, un revivir y hasta un reorientar el ministerio sacerdotal. Reencontrar continuamente nuestro ministerio sacerdotal, aunque tengamos 40 años o estemos cumpliendo dos o quince años como sacerdotes: No te busques a ti mismo, no busques hacer carrera ni escalar posiciones".

También les señalo que al recibir la Patena con la Ostia y el Cáliz, deben hacer del pan del cielo un alimento permanente, del cual sientan necesidad continua de alimentarse, sin necesidad de que les paguen una intención para celebrar la Eucaristía. "Somos convocados a enseñar permanentemente la palabra de Dios, con ocasión o sin ella. No podemos sentirnos satisfechos ni cansados mientras alguien necesite conocer la palabra de Dios", expreso.

Reconoció la generosidad con que el pueblo de Dios trata a los ministros consagrados, sin embargo, señalo que es esa misma generosidad un aliciente y un compromiso permanente para atender y curar las almas de ese pueblo: " No te instales en la búsqueda de la comodidad. No van a tener tiempo para aburrirse, por que el ministerio involucra toda nuestra vida, y nuestro testimonio de vida tiene que ser capaz de corregir y de purificar, permanentemente, al pueblo de Dios. Esta es nuestra tarea, para que nuestra Diócesis tenga vida, y la tenga en abundancia".

Al concluir los ritos de la Ordenación Sacerdotal, los nuevos presbíteros recibieron el abrazo y felicitación de nuestro Obispo, así como del resto del presbiterado ahí presente, al momento que la comunidad, alegre por este acontecimiento, aplaudía en gratitud a Dios por este gran regalo. En la misma celebración algunos seminaristas recibieron los ministerios de Lectorado y Acolitado.

En la celebración estuvieron presentes sacerdotes y fieles de las comunidades donde ambos consagrados han prestado sus servicios durante su formación sacerdotal, así como también familiares y amigos de sus comunidades de origen: Tula, Hidalgo y Tecamachalco, Puebla; quienes, al concluir la Santa Misa, participaron de la comida y el festejo de los recién ordenados.

Por el momento los nuevos Sacerdotes continuaran prestando sus servicios pastorales en las comunidades de Ozumba y Amecameca, comunidades en las que residen actualmente.

Visto 323 veces Modificado por última vez en Jueves, 08 Junio 2017 22:28

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.