Jueves, 08 Junio 2017 00:00

¡Alabado sea el Santísimo Sacramento!

Escrito por  Andrés Arellano Aguilar.
Valora este artículo
(0 votos)

Con gran alegría hemos iniciado el año 2017 a los pies de Nuestro Señor Jesucristo en su presencia Viva y real del Santísimo Sacramento de Eucaristía.

Siguiendo la Tradición reciente, que nos dejara nuestro Segundo Obispo de Texcoco, Don Magín Torreblanca, los primeros días del año del 1-4 de enero, vivimos en la Santa Iglesia Catedral el Santo Jubileo. El deseo que nos mueve es que siendo la Iglesia Madre de la Diócesis sea aquí donde se inicie la adoración al Señor Sacramentado para dar gracias al Señor por el año que recién ha terminado y presentarle las primicias del año que inicia.

Desde la Santa Iglesia Catedral hemos puesto a los pies del Señor los deseos, ilusiones y esperanzas de todos los fieles que peregrinamos en la Diócesis de Texcoco.

Una nota característica de este año es que tuvimos una mayor participación en cada una de las horas dedicadas a la oración. Los grupos y Pastorales presentes en Catedral nos han acompañado a orar por los distintos sectores a los que ellos mismos sirven.

Es de agradecer también, los muchos arreglos florales que fueron traídos como ofrenda al Señor en estos días de fiesta. Ha sido un gran gesto de generosidad por parte de los fieles de la ciudad de Texcoco quienes en la medida de sus posibilidades ofrecieron dichos arreglos para dignificar la presencia de Nuestro Señor.

En la Eucaristía de inicio de año, y de inicio del Santo Jubileo, Nuestro Señor Obispo, Don Juan Manuel Mancilla Sánchez nos ayudó a meditar en Jesús que nace en Belén, “la casa del pan” y ahora se hace “pan partido” para toda la humanidad, alimento y prenda de salvación y vida eterna.

Durante la procesión y Eucaristía de cierre de nuestro Santo Jubileo el Pbro. Manuel Valenzuela, vicario de Catedral, nos ayudó a poner la mirada en Jesús que siendo Dios se ha hecho pobre, para enriquecernos con su divinidad. El Dios que en la infinidad de su amor, sencillamente se hace un “Niño pequeño, indefenso” y que en esa misma sencillez nos regala su presencia en la Eucaristía.

Visto 290 veces Modificado por última vez en Jueves, 08 Junio 2017 22:07

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.