Jueves, 18 Agosto 2016 00:00

¿Templo o Iglesia?

Escrito por  Pbro. Erik Barbabosa
Valora este artículo
(0 votos)

En este tiempo en que nuestra sociedad cobra gran valor, las palabras y su significado también. En la liturgia hablar con claridad nos ayuda a dar el nombre correcto y comprender mejor el significado de los signos y ritos que celebramos. Esto es importante, ya que la liturgia es la fe celebrada, así como en la doctrina si se usa un término inadecuado puede comprometer la fe, en la liturgia no usar el lenguaje correcto lleva a distorsionar la fe también.

Como sabemos los signos y símbolos nos ayudan a entender realidades divinas y la manera en cómo estas actúan en nosotros. Uno de estos signos son los edificios materiales que construimos y dedicamos para nuestras celebraciones.

Y aquí es donde podemos preguntarnos, ¿cuál es el nombre correcto “Templos” o “iglesias”? Y quizá esto pudiera parecer irrelevante, pero en el fondo hay toda una diferencia y comprensión de estos términos.

El ritual para la dedicación de las Iglesias nos explica lo siguiente:

“Cristo, por su muerte y resurrección, se convirtió en el verdadero y perfecto templo de la nueva Alianza (Jn 2,21) y reunió al pueblo adquirido por Dios. Este pueblo santo, unificado por virtud y a imagen del Padre, el Hijo y el Espíritu Santo, es la Iglesia, o sea, el templo de Dios edificado con piedras vivas, donde se da culto al Padre con espíritu y verdad.

Con razón, pues, desde muy antiguo se llamó “iglesia” el edificio en el cual la comunidad cristiana se reúne para escuchar la palabra de Dios, para orar unida, para recibir los sacramentos y celebrar la Eucaristía (Ritual para la dedicación de la iglesias, #1)”.

De lo anterior podemos deducir entonces que:

a) Jesucristo nos revela que su cuerpo es el verdadero Templo de Dios y con ello también nos recuerda, al igual que san Pablo, que nosotros también somos templos vivos de Dios. Cada uno, su cuerpo, ha sido consagrado como templo vivo del Espíritu desde el bautismo. Por lo cual somos el verdadero Templo de Dios.

b) Los edificios materiales que construimos para congregarnos para la alabanza divina y el culto a Dios, sería incorrecto llamarlos “templos”, más bien siguiendo la tradición de la Iglesia es más correcto emplear el término “iglesia”.

De hecho, el mismo nombre del ritual llama “iglesias” a los edificios donde la comunidad cristiana se reúne para escuchar la palabra de Dios, orar unida, recibir los sacramentos y celebrar la Eucaristía (RDI 1).

La misma legislación de la Iglesia, el código de derecho canónico, emplea el término “iglesia” y así es como lo define: “Por iglesia se entiende un edificio sagrado destinado al culto divino, al que los fieles tienen derecho a entrar para la celebración, sobre todo pública, del culto divino (CIC 1214)”.

Visto 3985 veces Modificado por última vez en Jueves, 18 Agosto 2016 22:35

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.