Miércoles, 10 Agosto 2016 00:00

Y ustedes, ¿quién dicen que soy yo?

Escrito por  Ruth Rivera
Valora este artículo
(0 votos)

El pasado 29 de junio celebramos, en toda la Iglesia, la solemnidad de los santos apóstoles, Pedro y Pablo, personajes cristianos tan diferentes en su origen, en su camino, en su manera de ver la vida y el mundo, pero al final los dos con un grande celo por llevar a otros la Buena Noticia del evangelio; ese mismo celo lo reconocemos en nuestro Obispo, Francisco González Ramos, que presidió la misa de la fiesta patronal en el centro del municipio de Nicolás Romero, acompañado del señor cura Don Juan Manuel Martínez Merlos y de los señores presbíteros Cirilo San Martin, Marco Antonio Méndez Ortiz, Flavio Agustín Ayala y Alejandro Torres.

En la homilía, el Obispo acentuó la forma tan peculiar en que Pedro y Pablo encontraron al Señor Jesús, y cómo ese encuentro marcó la vida de cada uno, tanto que se hicieron apóstoles predicadores del Evangelio. El encuentro con Jesús, dijo el Obispo, está marcado por la fe que se hace grande cuanto más frecuentamos a Jesús en los sacramentos, especialmente en la Confesión y en la Eucaristía, cuando oramos, cuando hacemos el bien; provocar ese tipo de encuentros cambia radicalmente nuestra vida, hasta que sin quererlo o buscarlo, estamos anunciando a Cristo y su Palabra, no sólo con nuestros labios, también con nuestras acciones.

Basado en el Evangelio del día, Mons. González dijo que, el cristiano solo sabe responder quién es Jesús cuando lo frecuenta, cuando se vuelve hombre o mujer de fe, cuando lo busca; de otra manera, dijo el Obispo, nuestra respuesta será como la de la gente: variada, confusa y errónea. El que camina con fe, es un hombre que caminará en la confianza de ser guiado y conducido por Cristo que se hace presente en sus representantes, el Papa, el Obispo y sus colaboradores.

Después de la concurrida Celebración Eucarística, el Obispo y los sacerdotes convivieron con las personas que asistieron, compartieron el pan y algunas experiencias.

La fiesta de san Pedro apóstol en la localidad de Nicolás Romero, es una de las fiestas más grandes en el municipio, no sólo porque es la cabecera municipal, además, porque durante mucho tiempo, esta parroquia era la única y la más cercana a todas las poblaciones de la entidad, por eso en ella, encontramos a personas y feligreses de todos los rincones del municipio. Agradecemos a Dios por este maravilloso don de la fe y por la cercanía de nuestro querido señor obispo.

Visto 551 veces Modificado por última vez en Miércoles, 10 Agosto 2016 22:54

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.