Jueves, 09 Junio 2016 00:00

Jubileo de los Maestros

Escrito por  CODIPACS Valle de Chalco
Valora este artículo
(0 votos)

Santísima Trinidad, modelo para los maestros

Desde la proclamación del Plan Diocesano de Pastoral en la Diócesis de Valle de Chalco se ha ido trabajando arduamente en la pastoral sectorial, para que el mensaje de Cristo llegue a todas las personas, es por eso que desde hace tres años, la Pastoral Educativa ha tenido a bien organizar a los profesores de la Diócesis y celebrar en comunión con su obispo el día del maestro.

El pasado 22 de mayo, día de la Santísima Trinidad se realizó el Jubileo de los maestros en el Santuario del Señor de la Divina Misericordia en Tenango del Aire, Méx., donde acudieron aproximadamente cuatrocientos profesores acompañados por sus familias. El Jubileo inició con la peregrinación de los asistentes, la mayoría era de las comunidades aledañas. El Obispo los recibió en la entrada de la puerta Santa para darles la bienvenida y hablarles sobre la importancia de este año Jubilar de la Misericordia y las indulgencias que obtendrían al cruzarla.

La celebración Eucarística fue presidida por Mons. Víctor Rene Rodríguez Gómez, Obispo de Valle de Chalco, quien en la homilía, hizo ver a los maestros la importancia de ejercer con misericordia su profesión y de acercarse a Dios, ya que Dios es un Dios de diálogo.

Mencionó la importancia de haber sido creados a imagen y semejanza de la Santísima Trinidad y por lo tanto, tenerla como modelo de vida, pues es en Ella donde se encuentra el modelo del mejor maestro. Si un maestro sabe amar como el Padre, con delicadeza pero con autoridad, como el que enseña y corrige, como quien impulsa y levanta es un maestro que se parece al Padre; si un maestro sabe amar con generosidad y enseña con su propia vida sin escatimar tiempo, energía y esfuerzos, para sacar de cada niño, lo mejor de sí mismo y construir la mejor persona, es como Cristo que redime y salva, que construye una comunidad; si el maestro sabe ser como el Espíritu Santo, paráclito, es decir como el que está a tu lado, el que te acompaña, dirige, instruye y fortalece, qué gran regalo tienen los niños. Cuando más luchemos por parecernos a la Santísima Trinidad más felices seremos. Hay que vivir teniendo como modelo a Cristo.

Al final de la celebración eucarística, el padre Juan Carlos Bobadilla Odriozola, responsable de la Pastoral Educativa agradeció la presencia y acompañamiento del Señor Obispo, felicitó a los maestros y personas que trabajan en la parte administrativa en las Escuelas ya que respondieron a la convocatoria que hizo el equipo de esta pastoral. Después de la misa, los maestros fueron invitados a una convivencia donde compartieron los alimentos.

Si se trabaja en comunión, participando sacerdotes y miembros de la vida consagrada, con sabiduría y ejemplo de vida y fe, lograrán que los valores del Reino se implanten, para que la educación sea más completa y eficaz, lo cual repercute positivamente en la sociedad.

Visto 421 veces Modificado por última vez en Jueves, 09 Junio 2016 22:44

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.