Lunes, 20 Julio 2015 00:00

Curso “Enfermedades Psicosomáticas”

Escrito por  Fabiola Perdomo
Valora este artículo
(0 votos)

El día 20 de junio se llevó a cabo el curso de formación “Enfermedades Psicosomáticas”, siguiendo el programa de formación que el Consejo de Laicos de la Arquidiócesis de Tlalnepantla (CLAT) imparte a los 34 movimientos diocesanos que lo conforman, así mismo el fórum se extiende invitando a las parroquias y comunidades de la Iglesia de Tlalnepantla. A este importante tema le antecedieron los cursos “Sentimientos y el Perdón”, dando al laico una formación y crecimiento integral desde el contexto humano y espiritual destacando las virtudes como base firme en la aplicación de los temas.

El evento se realizó en la Curia Arquidiocesana contando con la presencia de Mons. Efraín Mendoza, Obispo Auxiliar, quién fue presentado ese mismo día por la Comisión Ejecutiva a los asistentes como el actual Obispo asesor de CLAT, nombrado por Mons. Carlos Aguiar Retes, Arzobispo de Tlalnepantla.

El desarrollo del tema comenzó a las 11 a.m. por la Lic. Olga Heredia, Psicoterapeuta Gestalt, ante la presencia de niños, adolescentes y familias enteras que deseaban descubrir las respuestas a las dudas sobre las enfermedades, como resultado de un equivocado manejo de las emociones del cuerpo.

La Lic. Heredia destacó que las emociones que provoca un acontecimiento conducen a un sentimiento (sentimos alegría, miedo, tristeza, enojo, etc.) y que, al no canalizarlos correctamente pueden provocarnos enfermedades no deseadas, tales como: cáncer, artritis, depresión, diabetes y ansiedad, por solo nombrar algunas de las más comunes. Dichas enfermedades pueden estar registradas genéticamente en cada persona -tendencia a padecerlas-, pero señaló que se pueden evitar de manera efectiva el estado anímico que hace daño como el resentimiento, el orgullo y otros más que son factores de riesgo para desarrollar éstos padecimientos.

“Es común, dijo la Licenciada, en la actualidad conocer a muchísimas personas con ansiedad que no disfrutan de una vida normal y que tienen ciertas restricciones, consecuencia definitiva de un estrés mal manejado”. Por último, aconsejó a la audiencia observar su cuerpo, y estar atentos a las señales que emite, como pueden ser: algún dolor, mancha corporal, insomnio, etc. que alteren el estado natural, atendiendo así los avisos y evitando una enfermedad mayor.

Visto 6236 veces Modificado por última vez en Lunes, 20 Julio 2015 15:16

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.