Miércoles, 06 Septiembre 2017 00:00

“JESÚS DA SU ESPÍRITU PARA ABRIR EL CORAZÓN”: Excmo. Franco Coppola, Nuncio Apostólico en su visita al Santuario del Señor de la Misericordia, Tenango del Aire.

Escrito por  Leandro Medina Cabrera, CODIPACS Valle de Chalco.
Valora este artículo
(0 votos)

Como cada año, en el marco de la ‘Fiesta de la Divina Misericordia’, en el Santuario Diocesano ubicado en la Parroquia de San Juan Bautista, Tenango del Aire, se llevó a cabo una emotiva celebración en la que resaltó el ambiente de fervorosa devoción y alegría por parte de la gente que asiste a este lugar desde diferentes sitios de la región, del país e incluso del extranjero.

Según cifras extraoficiales este año se calcula que asistieron un poco más de 15,000 personas; familias enteras, grupos que se organizaron para realizar el viaje en autobuses y caravanas de automóviles que desde temprana hora inundaron los accesos a esta localidad, buscando un sitio para participar de esta fiesta que se ha vuelto ya una tradición.

Los Padres Palotinos (de origen polaco), que residen en este lugar son los responsables de custodiar este Santuario, cuya dedicación al Señor de la Misericordia tiene su origen en la revelación que recibió Santa Faustina Kowalska (quien fuera una religiosa también de origen polaco); de ahí que en esta fiesta por lo regular este presente una representación de la Comunidad Polaca, quienes en esta ocasión contaron con la distinguida presencia del presidente de su país, Lic. Andrzej Sebastian Duda, quien fue acompañado de su esposa la Sra. Agata Kornhauser, de la Dra. Beata Wojna embajadora de ese país en México, y miembros del congreso de la República de Polonia.

 El punto central de las festividades fue la Celebración de la Santa Misa, en la que contamos con otras gratas visitas, pues fue presidida por el Nuncio Apostólico de la Santa Sede en México, Excmo. Mons. Franco Coppola (en la que fue su primera visita a nuestra diócesis de Valle de Chalco), S.E. Mons. Alfonso Miranda, Secretario General de la CEM, nuestro Obispo, S.E. Mons. Víctor René Rodríguez Gómez, y sacerdotes del lugar (al frente el párroco de esta comunidad, Pbro. Bartolome Palys, S.A.C.).

En la homilía (que fue traducida de manera simultánea en polaco), Mons. Coppola expresó que: "Nuestro corazón está bastante cerrado, preocupado de sus problemas, por lo que debemos recordar que Jesús da su Espíritu a sus discípulos para que abran su corazón, tener presente la frase de María que nos dice ‘No te preocupes, ¿No estoy Yo aquí que soy tu Madre?’; y hacer lo mismo con nuestros hermanos."

Visto 202 veces Modificado por última vez en Miércoles, 06 Septiembre 2017 21:57

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.