Martes, 05 Septiembre 2017 00:00

Misa crismal

Escrito por  Ruth Rivera
Valora este artículo
(0 votos)

El apenas pasado 13 de abril, en nuestra querida Diócesis de Izcalli, por tercer año consecutivo el Excelentísimo Señor Obispo, Don Francisco González Ramos, presidió la misa crismal, junto con todo el presbiterio diocesano, los seminaristas y religiosos, y contando con un buen número de laicos venidos de las diferentes comunidades parroquiales de nuestra Diócesis. La cita fue a las 10 de la mañana, hora en que dio inicio la celebración en la Catedral de Izcalli, ubicada en la colonia Atlanta del mismo municipio de Izcalli.

Después de un cálido y cercano saludo, el Obispo dijo en la homilía que la participación en la celebración del crisma era importante para nosotros los cristianos, pues ella nos hacia conscientes de la misión que Cristo confirió a su Iglesia a través de la santa unción en el bautismo, en la confirmación y en la ordenación sacerdotal. Después, dirigiéndose a los sacerdotes les recordó que la unción recibida en su ordenación, los ha configurado de una manera especial a Cristo y a su misión en el mundo. Les dijo que "ser ungidos significa ser Cristo", para ellos mismos, para sus hermanos y para el mundo que no cree, pero que podría creer a través de ellos, de sus palabras y de su testimonio de vida. Además, explicó a los presentes que el jueves santo es el verdadero día del amor fraterno y de la comunión con los hermanos , así como hacían y vivían en las primeras comunidades cristianas, donde compartían lo que tenían y ninguno pasaba necesidad, porque para ello estaban los hermanos que sintiéndose amados por el Señor, también se sentían movidos a la caridad. Al final de la homilía el Obispo agradeció a los sacerdotes por su incansable labor a favor del evangelio y de los hermanos, y exhortó a la comunidad a seguir orando por sus sacerdotes.

Terminada la celebración eucarística, el Obispo compartió un momento con los sacerdotes y seminaristas para saludarlos y felicitarlos, después se distribuyeron los oleos recién bendecidos y consagrados, y cada uno partió para su parroquia e iniciar el santo triduo.

Visto 117 veces Modificado por última vez en Martes, 05 Septiembre 2017 22:21

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.