Viernes, 21 Julio 2017 00:00

Cambios en la Diócesis de Valle Chalco

Escrito por  CODIPACS Valle de Chalco.
Valora este artículo
(1 Voto)

Valle de Chalco, Méx. 26 de febrero 2017. El obispo de Valle de Chalco, Mons. Víctor René Rodríguez Gómez contando con la generosa participación de los sacerdotes realizó cambios en la Parroquia de Nuestra Señora de Guadalupe, colonia guadalupana quedando como párroco el Pbro. Moisés Barajas Valencia y en la Parroquia Nuestra Señora del Perpetuo Socorro quedando el Pbro. Juan Carlos Bobadilla. En los siguientes días continuaran algunos cambios.

El cambiar a un sacerdote de parroquia es principalmente por tres razones; la primera es por el bienestar de la comunidad, necesita una renovación pastoral ya que en ocasiones son los mismos en el equipo de trabajo en donde a la larga se puede caer en la rutina o costumbre en sus actividades y no se percibe el bienestar o crecimiento, haciendo estos cambios todo se rejuvenece.

En segundo lugar por el bien del sacerdote, ya que de manera similar va haciendo rutina en sus actividades, disminuyendo en su servicio o entusiasmo pastoral, el hacer cambios se refleja en su renovación personal, el sacerdote finalmente es un misionero y a donde vaya debe ir con entusiasmo de compartir la palabra de Dios en donde la Iglesia sea casa y escuela de comunión, el sacerdote debe de caminar e ir mas allá, con la disponibilidad de iniciar de nuevo con más experiencias y una visión muy clara de lo que es el Plan Diocesano de Pastoral, con nuevas aspiraciones y anhelos para que pueda servir mejor a la comunidad encomendada.

Finalmente en tercer lugar es por el bien de la diócesis, muchas veces solo se ve o se conoce las parroquias vecinas pero en la comunidad diocesana se cuentan con realidades diferentes en cada vicaria episcopal y con necesidades distintas donde se va buscando a la personas indicada en el lugar indicado para darle camino, unidad y seguimiento a cada comunidad.

Los cambios en la cualquier comunidad son para lograr ser una Iglesia con puertas abiertas, una Iglesia en salida, capaz de que sus miembros se sientan felices de ser católicos y que sientan el gusto de permanecer a esta Iglesia diocesana, donde todas las actividades vayan apuntando a la misma dirección, como nos marca esta segunda fase del Plan Diocesano de Pastoral en donde se promuevan los valores de tolerancia, respeto y cordialidad.

El principal ministerio del sacerdote es estar al servicio de la comunión, es decir que todos tengan espacios, puedan desarrollar sus distintos dones y puedan participar, cada sacerdote tendrá que conocer y compartir sus ilusiones y proyectos para hacer una parroquia hermosa siempre buscando primero el Reino de Dios.

Visto 226 veces Modificado por última vez en Viernes, 21 Julio 2017 22:12

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.