Jueves, 26 Mayo 2016 00:00

Entrevista a S.E. Mons. Carlos Aguiar Retes con motivo del Encuentro de los Obispos en el IMDOSOC

Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)

Tlalnepantla, Méx. 22 de mayo 2016. Con motivo del 125 aniversario de la publicación de la encíclica Rerum Novarum de Su Santidad León XIII, el pasado 16 de mayo del presente se llevó a cabo un reunión histórica en el Instituto Mexicano de Doctrina Social (IMDOSOC). A dicho encuentro asistieron obispos de las provincias de México y Tlalnepantla, con la intención de generar una propuesta social que beneficie la vivencia de los valores evangélicos y humanos contrarrestando así los ambientes de desigualdad e injusticia que agobian a nuestras comunidades.

A continuación las palabras que Mons. Carlos Aguiar Retes, Arzobispo de Tlalnepantla, dirigió a nuestros lectores del periódico Mensajero, de la provincia de Tlalnepantla.

Monseñor Carlos ¿podría compartirnos cuál ha sido el objetivo de la reunión el pasado 16 de mayo en el IMDOSOC?

Su objetivo general es que conozcamos mejor el Instituto y lo que ofrece, y segundo, que a partir de lo que ofrece en el momento actual tuviésemos una reflexión sobre un factor que, al parecer de los especialistas, es el que origina esta situación en que vivimos hoy en día en el país: de insatisfacción, de crisis, de tensiones, de choques sociales. Podemos hablar de que se trata de la raíz de nuestros problemas, y es precisamente la desigualdad, la falta de equidad en la población de México. ¿Dónde están sus causas? ¿qué es lo que lo origina? y ¿cuál sería el camino a superar esta desigualdad gigantesca que tiene nuestra patria?                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                

¿De parte de quién y cuándo surgió la iniciativa de esta reunión para el trabajo en comunión?

La iniciativa nació del Instituto Mexicano para la Doctrina Social de la Iglesia. Tenemos en nuestro país el privilegio de contar con una institución de esta naturaleza, fundado por laicos católicos que tenían esta sensibilidad, ya que la doctrina social era poco conocida en nuestro país. Ellos llevan ya más de treinta años de servir a la Iglesia en México y tuvieron esta iniciativa de invitar a los obispos del país a conocer mejor el Instituto y hacer valer el servicio que el Instituto da en beneficio de las diócesis de México. Esto nos lo hicieron saber en la Asamblea Episcopal en el mes de noviembre pasado, de allí surge esta iniciativa y como una respuesta de nuestra parte se da el encuentro del pasado 16 de mayo. Este encuentro abre el abanico en esta relación con las distintas provincias de México, las dieciocho que somos, y quisimos avanzar de forma conjunta la provincia de Tlalnepantla y la provincia de México, para hacer más significativo este primer encuentro.

¿Cuál es el resultado que se espera de este trabajo a mediano y largo plazo?

Bueno, la iniciativa del encuentro ya se cumplió, esa fue a corto plazo, un encuentro muy fraterno, muy de relación personal con los diferentes directivos del IMDOSOC, tanto con su Consejo que los dirige como con los ejecutivos que llevan la práctica. A mediano plazo se hizo una propuesta que aprobamos los obispos, la aceptamos con mucho gusto, que es la de realizar una jornada social en nuestras diócesis. Y esas jornadas con el tema de la desigualdad, serán realizadas a lo largo de un año en todas nuestras diócesis, y una vez que se realicen, a largo plazo, se tendrá la posibilidad de hacer un encuentro en la modalidad de congreso con todos los que hayan participado en la jornada social en cada diócesis que conformamos las dos provincias: México y Tlalnepantla.

Después de su experiencia durante la visita pastoral y los procesos de renovación diocesana emprendidos en el tiempo que tiene como Arzobispo de Tlalnepantla ¿Qué fortalezas encuentra en esta Iglesia Particular que puedan favorecer al trabajo contra la desigualdad y la injusticia?

Fundamentalmente la eclesiología del Concilio Vaticano II expresó con toda claridad, que la transformación de las estructuras temporales para que sean reflejo de los valores evangélicos es una labor que tienen los laicos, es una labor propia porque ellos son quienes están en los ambientes y en las instancias que pueden ser importantes para ir haciendo esta transformación. Entonces los laicos para que puedan ejercer esta su vocación en el mundo, necesitan conocer la doctrina social de lo contrario se encuentran sin la evidencia de que el evangelio no es solamente un mensaje para la salvación de la persona en lo individual, sino que es un mensaje para que la comunidad florezca en su fe expresando en todos sus ámbitos de la vida la misma fraternidad y la justicia que provienen de Dios. Este es el punto que nos ha hecho valorar ampliamente la iniciativa del IMDOSOC y que con grande esperanza vemos que si favorecemos un laicado en su conciencia de su propia vocación y les damos para que descubran cómo vivirla y como realizarla realmente puede transformarse nuestra sociedad.

¿De qué forma se puede compaginar el trabajo de renovación de la Pastoral de Tlalnepantla y este nuevo proyecto?

Van muy de la mano, si la persona se encuentra con Cristo, y descubre que está llamada a encontrarse con los demás como hermanos, que esto es lo que llevamos en el proceso misionero, y descubre en la lectura orante del Evangelio la convicción de que Dios le llama a respuesta de su vida, en comunidad, en una sociedad fraterna, evidentemente nuestro proceso pastoral, está siendo una preparación fundamental básica, para que no sea el esfuerzo por la transformación social cuestión de ideología sino consecuencia de la fe, entonces esta es la puesta, si llevamos nuestro proceso de renovación pastoral estamos poniendo la base para que en consecuencia el laicado realice su vocación en el mundo.

¿Qué mensaje le gustaría dirigir a los fieles de la Provincia Tlalnepantla?

Es una oportunidad magnífica de que nos acompañen en esta esperanza que surge en nuestras diócesis, de hacer un camino conjunto en este campo propio de la Pastoral Social y de la doctrina social de la Iglesia. Yo los llamaría a interesarse en la convocatoria que cada obispo realice en su diócesis para la Jornada Social y que participen en la medida de lo posible, que no tengan miedo, no se trata de una jornada que simplemente va a exponer los problemas, que ya los conocemos, sino lo más interesante, será una jornada en que descubramos las herramientas y las maneras, las metodologías para que esos problemas los podamos superar a largo plazo.

Agradecemos a Su Excelencia el tiempo y disponibilidad para concedernos esta entrevista y oramos a Dios Nuestro Señor para que le siga colmando de bendiciones en su ministerio.

Visto 3700 veces Modificado por última vez en Jueves, 26 Mayo 2016 22:44

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.