Domingo, 14 Febrero 2016 00:00

El Papa pide a los obispos imitar la libertad de Dios.

Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)

Al entrar de lleno a su actividad apostólica, el Papa Francisco se reúne con todos los obispos del país con quienes abordó  su papel en esta renovación pastoral que está viviendo la Iglesia Católica y una profunda reflexión les pidió no dejar de lado lo esencial:  no perder el tiempo y energías “en las cosas secundarias”  y concentrarse en las cosas de Dios.

En un tono amable, pero firme, el Papa Francisco, citando el Evangelio de San Lucas asevero que “fuera de las «cosas del Padre»  perdemos nuestra identidad y, culpablemente, hacemos vana su gracia”.

En un discurso lleno de profundas reflexiones,  indicó a los obispos que “si nuestra mirada no testimonia haber visto a Jesús, entonces las palabras que recordamos de Él resultan solamente figuras retóricas vacías. Quisa expresen la nostalgia de aquellos que no pueden olvidar al Señor, pero de todos modos son sólo el balbucear de huérfanos junto al sepulcro. Palabras finalmente incapaces de impedir que el mundo quede abandonado y reducido a la propia potencia desesperada”.

También les pidió volver  su mirada a la Virgen de Guadalupe, ”manto del alma mexicana, Dios ha tejido, con el hilo de las huellas mestizas de su gente, el rostro de su manifestación en la «Morenita». Dios no necesita de colores apagados para diseñar su rostro. Los diseños de Dios no están condicionados por los colores y por los hilos, sino que están determinados por la irreversibilidad de su amor que quiere persistentemente imprimirse en nosotros.

“Sean, por tanto, obispos capaces de imitar esta libertad de Dios eligiendo cuanto es humilde para hacer visible la majestad de su rostro y de copiar esta paciencia divina en tejer, con el hilo fino de la humanidad que encuentren, aquel hombre nuevo que su país espera. No se dejen llevar por la vana búsqueda de cambiar al pueblo, como si el amor de Dios no tuviese bastante fuerza para cambiarlo”.

Al término de la reunión,  en entrevista, el arzobispo de Tlalnepantla, Carlos Aguiar Retes, negó sentir un regaño, "de ninguna manera, fue un mensaje objetivo de reflexión muy profunda, para que miráramos como la virgen María de Guadalupe a nuestro pueblo".

Refirió que no hay pugnas internas en la Iglesia, toda vez que  la comunión es muy importante y la unidad, que tenemos que trabajar eso para cuando se llegue a dar sepamos siempre reconciliarnos", contestó.

Visto 5292 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.