Jueves, 25 Junio 2015 00:00

¡Que el amor de Cristo nos inspire y nos mueva de verdad!

Escrito por  Abril Villanueva
Valora este artículo
(4 votos)

Texcoco, Méx. 13 de junio 2015.- En el marco de la Festividad del Corazón Inmaculado de la Santísima Virgen María y de San Antonio de Padua, la Santa Iglesia Catedral de Texcoco celebró la Ordenación Presbiteral de Francisco Javier Flores Reyna y José Antonio Carrillo Ayala, y la Ordenación Diaconal de José Luis Sánchez Tetlalmatzi, Isaac Pacheco Salazar y Alejandro Ballesteros Duarte.

El Sacramento de las Órdenes Sagradas fue presidido por Mons. Juan Manuel Mancilla Sánchez, Obispo de Texcoco, y concelebrado por varios sacerdotes de esta querida diócesis.

Mons. Juan Manuel dentro de su mensaje se dirigió a los ordenados: “cuando ustedes nacen al ministerio, la voluntad de Dios es que sean como niños”… “Hoy fácilmente nos distraemos, nos distraen. Que como Jesús, nuestro gozo, meta, lo que concentre nuestro ser, sea lo sagrado, sea Dios”.

El obispo de Texcoco recordó a los presentes: “nosotros estamos llamados al bien, al orden, al diálogo, al encuentro, a la nobleza espiritual y social”, y los exhortó a “retomar las buenas costumbres que nos defienden y nos llevan a la comunión, al gozo, al encuentro, a la felicidad; son un camino verdadero de felicidad, y más si es Dios, si es su Iglesia quien los convoca, quien los inspira y los sostiene”.

Don Juan Manuel comentó a los nuevos sacerdotes y diáconos: “Hay que tener el perfil de santidad (…) que sea el amor de Cristo el que nos inspire y nos mueva, ¡y que nos mueva de verdad!, que estemos disponibles, que estemos pronto, seamos generosos. Ofrecer santamente lo que tan santo se nos ha dado.

Les hizo hincapié: “que el pueblo vea en ustedes a Dios. Sienta a Dios, su mirada, su tacto, su protección, su aceptación. Díganle al pueblo que son agradables a Dios, díganle a las personas que la Misericordia -como nos lo pide tanto hoy el Papa- no tiene límites, que no se acaba el amor infinito de Dios. Háganselos sentir como embajadores de Cristo, y que ellos sientan que por su medio Dios los está santificando, exhortando, perdonando, llamando y dando la paz infinita del alma que solo Él nos puede conceder.

ordenacion texcoco 2015La celebración concluyó en un ambiente de alegría y gozo por saber que en estos cinco hombres, el pueblo de Dios cuenta con nuevos servidores que los acercarán a las enseñanzas y sacramentos de nuestra Iglesia Católica.

Visto 5283 veces Modificado por última vez en Jueves, 25 Junio 2015 14:28

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.